Inicio / Opinión / Fiestas Sanpedrinas

Fiestas Sanpedrinas

Con total orgullo vivimos hoy las fiestas de San Juan y San Pedro, la más importante tradición cultural del Tolima Grande, que viene desde la época de la Colonia española como lo afirman los historiadores Bernardo Tovar y Jorge Alirio Ríos, para celebrar el cambio de estación y las cosechas, honrando a San Juan Bautista, porque inicialmente eran fiestas religiosas, pero con el tiempo se volvieron turismo con énfasis en gozo, manteniendo las tradiciones comparsas indígenas, corridas de toros, cabalgatas, bandas de viento, enriquecidas con toque cultural y desde 1959 se organiza el Festival Folclórico y Reinado Nacional del Bambuco, generando un hecho histórico con nuestra propia identidad huilense frente al hermano departamento del Tolima.

Con el Reinado del Bambuco y el folclor que inspira se da en Neiva uno de los festivales de nuestra amada patria más importantes y visitados, por eso es raro que colombiano alguno no tenga que ver con nuestras fiestas. La interpretación magistral del baile del Sanjuanero, que es el bambuco oficial del certamen donde compiten las bellas candidatas al cetro y la corona, prima sobre los demás encantos para ser merecedora del título de reina.

Hoy vivimos la versión 57 del Festival Folclórico y Reinado Nacional del Bambuco y Muestra Internacional del Folclor, fecha representativa, no solo para los huilenses sino para el folclor colombiano, y sin duda propios y forasteros han acudido a esta cita por la cultura, el turismo y la recreación, disfrutando de nuestras fiestas ambientadas por nuestras bondades culturales, gastronómicas, paisajísticas y la alegría y el calor del pueblo opita, extrañando si unas modificaciones y sustracciones de programas muy enraizados en nuestras tradiciones como el desfile acuático por el río Magdalena que baña a nuestra ciudad capital y todo el departamento de sur a norte, evento engalanado con nuestros mitos y leyendas. Y también la supresión del desfile de bienvenida al reinado nacional, quienes eran recibidas con carrozas, cabalgatas y el ambiente propio de nuestras festividades que marcaban la recta final.
Pero en medio de todo hoy sentimos que nuestras fiestas siguen y seguirán siendo patrimonio del Huila y el país, una bella mezcla de cultura, tradición y amor por lo que se quiere, un emblema de lo que representa ser huilenses, gente alegre, amable y respetuosa de la tradición.

Cuando todos los caminos han conducido al Huila, sampedriar, que es sinónimo de “pegarse la rodadita” durante los días de San Juan, San Eloy, San Eloisito, San Pedro, San Pablo, San Pablito, San Churumbelo y San Churumbelito, esperamos que visitantes y turistas hayan disfrutado sanamente nuestras fiestas que son las mejores del mundo.

Acerca de Rodrigo Villalba Mosquera

Rodrigo Villalba Mosquera
Rodrigo Villalba Mosquera, Senador de la República por el Partido Liberal

También Puede Ver

Estado y religión

En Colombia existen 5.374 iglesias de todos los cultos (evangélicas, católicas, cristianas, entre otras), según …