Patos al agua

Mañana vence el plazo para la modificación de listas de candidatos que aspiren a ocupar una curul en el Congreso de la República para el próximo periodo legislativo.

Según la autoridad electoral, hay inscritos 1.114 candidatos en todo el país para Senado, en 26 listas y 1.837 para Cámara de Representantes, en 356 listas. Del total de los candidatos 1.886 son hombres y 1.071 mujeres.

En el Huila se inscribieron 10 listas para Cámara, todas con soporte partidista (ninguna por firmas), unas con más opción que otras, varias con candidatos reconocidos, con trayectoria política y algún reconocimiento en el electorado y otras con gente nueva. Y como en botica hay de todos los colores y sabores.

Arranca así la etapa final del proceso electoral congresional, será corto y estará caldeado por los escándalos de corrupción en que se han visto inmersos muchos políticos. Le corresponde al electorado revisar con lupa las hojas de vida y los antecedentes de los candidatos. Les corresponde a los candidatos exponer su hoja de vida y su propuesta. ‘El que tenga rabo de paja que no se arrime a la candela’.

Particularmente en el Senado, hay candidatos de la región donde podrán escoger el que consideren que los representa mejor; llegarán los candidatos ‘golondrinas’ o los ‘comején’ que salen cuando llueve, o los ‘avispas’ que pican en todas partes. Los candidatos foráneos con ganas de llevarse unos votos con su metodología ya conocida, llegan a la región, contactan a algunos líderes y destinan algunos recursos. Una vez conseguidos los voticos, desaparecen como por arte de magia. Votemos por los de acá, aplicando la dosis de regionalismo que hace falta, sigamos el ejemplo de los paisas.

Las listas son variadas y hay candidatos locales para escoger. Encontrarán por quien votar. Privilegiemos lo nuestro, en la seguridad que hay hombres y mujeres, candidatos respetables.

Sabemos que hay un desanimo generalizado debido a todo lo que está pasando. La política hizo ‘agua’ por los escándalos de corrupción, por ese maridaje perverso entre candidatos y financiadores, donde muchos le vendieron el alma al diablo y todo para garantizar los recursos que les permitieran pagar las costosas campañas. Convirtieron las elecciones en una oportunidad económica para todo el mundo. Pero no podemos cerrar el Congreso ni el sistema democrático, tenemos que superar la crisis eligiendo bien y defendiendo ‘la tierrita’.

Los candidatos que quieran ganarse a nuestros electores deben ser probos, eficientes, con vocación de servicio, con buen nombre, y compromiso con la región.

El Huila no será inferior a este compromiso democrático. Saldremos adelante.

Finalmente el Huila elegirá cuatro representantes a la Cámara, esperamos sean los mejores y tenga representación en el Senado. Amanecerá y veremos.

También Puede Ver

La revolución de los sexos llegó a Colombia

“Un gran hombre dijo alguna vez que todo en el mundo es sobre el sexo, …