Inicio / Política / Candidaturas por firmas evidencian crisis de los partidos

Candidaturas por firmas evidencian crisis de los partidos

El experto en políticas públicas José Fernando Flórez habló sobre las particularidades de las campañas presidenciales de Colombia del 2018 y aseguró que estas serán las elecciones más mentirosas en la historia del país suramericano.

Por primera vez en la historia de las elecciones presidenciales de Colombia hay más inscripciones de candidatos por firmas que con el aval de un partido político.

Un total de 11 aspirantes presentaron su candidatura a través de esta modalidad. La Registraduría General de la Nación validó ocho postulaciones que cumplieron con el mínimo requerido, que en esta ocasión corresponde a 386.148 firmas de apoyo, el 3% del total de los votos válidos depositados en las anteriores elecciones de presidente.

Los candidatos con más firmas inscritas fueron Germán Vargas Lleras (2.752.287), Carlos Caicedo (885.599), Alejandro Ordóñez Maldonado (841.460), Piedad Córdoba (836.790), Sergio Fajardo (674.471), Juan Carlos Pinzón (569.042), Gustavo Petro (550.337) y Marta Lucía Ramírez (440.502).

Los únicos candidatos que irán a las urnas con el respaldo de un partido político son Humberto de la Calle (Partido Liberal), Iván Duque (Centro Democrático), Clara López (ASI), Viviane Morales (Somos) y Rodrigo Londoño (Farc).

Esta particularidad evidencia el debilitamiento y la crisis que afrontan los partidos políticos en Colombia. Sin embargo, esta no es la única peculiaridad que marcan estas elecciones presidenciales. Una vez alcanzada la paz con la guerrilla de las Farc, hay otros temas de la agenda que marcarán la dinámica electoral del 2018.

José Fernando Flórez, abogado de la Universidad Externado de Colombia y Ph.D. en Ciencias Políticas de la Universidad París 2 Panthéon-Assas, analizó las diferencias que marcan estas elecciones presidenciales en Colombia y la crisis que enfrentan los partidos políticos más tradicionales.

Por primera vez en Colombia son más los candidatos que se inscriben con firmas de ciudadanos que por partido político. ¿Por qué se presenta esta condición de inscripción de candidatos a través de firmas?

Esto ocurre por dos razones: en primer lugar, por la crisis de los partidos que cada vez están más desprestigiados y por esto no son atractivos para ciertos candidatos que tienen reconocimiento y caudal electoral como plataforma para lanzar sus candidaturas.

Por otro lado, ser candidato presidencial se volvió una profesión y muchas personas se lanzan con firmas, aun sabiendo que no tienen ninguna posibilidad real de ganar, pero con esto obtienen visibilidad mediática y se logran perfilar para acceder a altos cargos públicos.

También se ha revelado que el incentivo actual de recolección de firmas está mal diseñado porque promueve el desgaste del aparato electoral y la mala utilización de recursos públicos para candidaturas que no tienen ninguna viabilidad real.

¿Cuál es la situación de los partidos políticos en Colombia? ¿Han perdido su capacidad de liderazgo?

Los partidos políticos han perdido credibilidad y su capacidad de liderazgo y convocatoria electoral. Según las encuestas, el 30 % del electorado colombiano no tiene preferencia partidista, esto quiere decir que los partidos se reparten solo el 70 % del electorado. En Colombia existe un abstencionismo estructurado del 50 %, dejando tan solo un 20 % del electorado que responde a preferencias partidistas a la hora de votar.

Los partidos tradicionales y algunos nuevos partidos que hacen parte de la coalición del Gobierno están desacreditados por escándalos de corrupción y esto hace que ya no sean tan importantes como lo fueron en el pasado para ganar las elecciones.

Por décadas, la principal promesa de las campañas presidenciales era alcanzar la paz o terminar la guerra con las Farc. ¿Cuál será ahora el común denominador en las propuestas de los candidatos?

Hasta estas elecciones, históricamente el tema que definía la agenda de las presidenciales era el tema del conflicto armado y principalmente la guerra contra las Farc. Esperamos que esta sea la primera vez que no ocurra eso en la historia de Colombia y haya espacio para el debate en otros aspectos. Sin embargo, estamos viendo que varios candidatos quieren revivir el debate y convertir las presidenciales en una repetición del plebiscito, a pesar de que a los colombianos no les interesa tanto este tema.

Según las encuestas, el conflicto armado es el asunto de menor relevancia para los ciudadanos. En cambio, sí predominan temas como la seguridad ciudadana, el desempleo, la salud, el estado de la economía y la corrupción.

La agenda de los temas presidenciales no es definida por los ciudadanos sino por los medios de comunicación, quienes tristemente siguen marcando el tema de la implementación de los acuerdos.

En el 2016 vimos cómo la campaña por el ‘NO’ en el plebiscito ganó gracias a la difusión de mentiras como el ‘castrochavismo’ o la promoción del enfoque de género en los colegios. ¿Cree que podríamos ver más de lo mismo en estas campañas presidenciales?

Sin duda, no solo en esta, sino en todas las campañas electores de Colombia y el mundo. Lo que define el resultado de una campaña electoral suelen ser ficciones y se definen con base en los debates que tienden a reducir la complejidad de los problemas que tienen los países. Pocas veces se producen verdaderas discusiones de política pública entre los candidatos porque a los medios no les interesa. A los medios de comunicación les preocupa más registrar escándalos y aumentar el rating. Además, el electorado tampoco procesa discusiones complejas en las campañas presidenciales.

Estamos en la época de la post-verdad, un momento donde las ‘fake news’ y la información no validada cogen mucha fuerza a través de las redes sociales. Sin duda tendremos la campaña más mentirosa en la historia de Colombia. Lo que también está por verse es qué mecanismo usarán los medios más serios para controlar la proliferación de mentiras. Como dice el político unificador de Alemania Otto von Bismark, “nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería”.

También Puede Ver

Procuraduría da visto bueno a proyecto de ley que rebaja aportes de pensionados a la Corte

El procurador Fernando Carrillo emitió un concepto favorable en el que declara infundadas las objeciones …