Inicio / Política / Capturan en su casa en Miami a Ricardo Martinelli, expresidente de Panamá

Capturan en su casa en Miami a Ricardo Martinelli, expresidente de Panamá

Sobre el exmandatario del país centroamericano pesaba una orden de captura internacional por parte de la Interpol. En su país se le acusa de haber interceptado las comunicaciones de los opositores de manera ilegal.

El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (2009-2014), sobre el que pesa una orden internacional de captura dictada por Interpol con fines de extradición, fue puesto hoy bajo custodia de las autoridades federales y mañana comparecerá ante la justicia. La noticia fue confirmada por el Cuerpo de Alguaciles de EE.UU. (US Marshalls).

En Panamá, Martinelli es requerido para aclarar su participación en un escándalo de interceptaciones ilegales a opositores durante los años de su gobierno (2009-2014). La detención del expresidente había sido requerida por la Corte Suprema de Justicia desde el 21 de diciembre de 2015, después de que acusaran a Martinelli “en rebeldía” por no comparecer a la audiencia de imputación.

Finalmente, el pasado 22 de mayo la Interpol acogió la solicitud de la justicia panameña para detener al expresidente, quien vive en Miami desde el año 2015 y a quien se le atribuyen los delitos de inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad.

Las autoridades “fueron a notificarlo de que tiene un proceso” judicial en Panamá, “eso conlleva la presentación automática ante la autoridad” y “estará detenido” hasta que los abogados paguen una fianza de excarcelación que se están tramitando, dijo Alma Cortés, la abogada de Martinelli, a la agencia EFE.

La Cancillería de Panamá solicitó a Estados Unidos en septiembre del año pasado detener y extraditar a Martinelli, a quien la CSJ quiere interrogar bajo la acusación de haber ordenado la interceptación de las comunicaciones a casi dos centenares de personas cuando fue presidente.

El exmandatario no ha estado en Panamá desde enero de 2015, cuando la CSJ le abrió la primera de una decena de causas en las que se le investiga, la mayoría de ellas por supuesta corrupción. El expresidente abandonó el país centroamericano y se radicó en La Florida, en Estados Unidos.

La notificación de Interpol está sustentada en los supuestos delitos “Contra la Inviolabilidad del Secreto y del Derecho a la Intimidad (interceptación de comunicaciones sin autorización judicial)” y “Contra la Inviolabilidad del Secreto y del Derecho a la Intimidad (Seguimiento, persecución y vigilancia sin autorización judicial)”.

También por “Delito Contra la Administración Pública en diferentes formas de Peculado (Peculado por Sustracción o Malversación) y Delito Contra la Administración Pública en diferentes formas de Peculado (Peculado de Uso)”, de acuerdo con la información oficial.

En abril pasado el Órgano Judicial de Panamá publicó en dos diarios estadounidenses la notificación para el expresidente sobre la audiencia de imputación de cargos de este proceso judicial, pautada para el pasado 10 de mayo.

Como el político no se presentó, la vista judicial se pospuso para el próximo 14 de junio, para darle una nueva oportunidad

En caso de ser hallado culpable, Martinelli se enfrentaría a una pena de 21 años de prisión, de acuerdo con diferentes reportes de prensa panameños.

Revista Semana.com

También Puede Ver

La mala hora del senador Andrade

Además de haber sido señalado ayer por la Fiscalía porque presuntamente compró a magistrados para …