Inicio / Política / Coimas de Odebrecht por contrato Navelena se habrían pagado a campañas de La U

Coimas de Odebrecht por contrato Navelena se habrían pagado a campañas de La U

Cada declaración de uno de los implicados en el escándalo de Odebrecht abre un nuevo boquete. SEMANA conoció los detalles de la colaboración del ex viceministro Gabriel García con la justicia, en el que menciona a la exministra Cecilia Álvarez. Exclusivo SEMANA.

Este viernes, cuando Cecilia Álvarez y Gina Parody ingresen a la Fiscalía a rendir un interrogatorio por el caso de la vía Ocaña-Gamarra, a pocos kilómetros, en los juzgados de Paloquemao, se llevará a cabo el juicio anticipado contra el primera ficha que desató el efecto dominó del caso Odebrecht.

Se trata del ex viceministro de Transporte Gabriel García Morales, quien ese mismo día será acusado por dos delitos en los que ya admitió su responsabilidad: interés indebido en la celebración de contratos y cohecho. Por una tercera conducta, enriquecimiento ilícito, firmó un principio de oportunidad con la Fiscalía General, a cambio de convertirse en testigo estrella de todos los procesos en los que tenga conocimiento directo o indirecto.

Aunque la tasación de la pena se tardará algunos días, García Morales se convertirá en el segundo condenado por el escándalo de Odebrecht en Colombia.

SEMANA conoció en exclusiva detalles del acuerdo de negociación al que llegó el exviceministro con la justicia. Su declaración destapó varios frentes de investigación para la Fiscalía; uno de ellos, seguramente tendrá que ser usado en el interrogatorio que rindan las exministras ante un fiscal delegado ante la Corte.

El cartagenero aún era viceministro de transporte cuando comenzó la estructuración del contrato Ocaña-Gamarra. Según le dijo a la Fiscalía, para él fue extraño enterarse que la obra se construiría como una adición de la Ruta del Sol tramo 2, contrariando la línea jurídica vigente hasta el momento.

“Dentro del corredor (Puerto Salgar-San Roque) había grandes dudas y suspicacias con el tema de adiciones, la idea del contrato era que se incluían todos los tramos desde el comienzo para no desfigurar el contrato. Para mi sorpresa en el caso del otrosí, la obra no se encuentra en el corredor y no solo no se encuentra, ni siquiera está priorizado en los planos maestros de Planeación Nacional”, cuestionó García Morales.

Morales le dijo al ente investigador que en ese momento la regla en el mundo de la infraestructura era que las obras que no estuvieran dentro del área del corredor no podrían ser construidas a través de una adición. Se requería licitación. De hecho, menciona la existencia de un concepto del Consejo de Estado que lanzó esta advertencia.

“Ese proyecto (otrosí) no surge en la ANI ni en Planeación por ser un tema de competitividad, ese proyecto surge del Fondo de Adaptación. Se contrataron diseños preliminares con una coincidencia y es que la doctora Álvarez era la directora del Fondo y después era la ministra en el momento en que se hizo la adición”, precisó.

El exviceministro retoma uno de los argumentos del gobierno frente a que la obra se financió con los excedentes de la concesión: “Si era tan buena ¿por qué tuvieron que subir y crear nuevos peajes, algo que como política pública no estaba permitido?”.

La exministra ha salido a explicar en múltiples escenarios su intervención en este caso. Ha dicho que las decisiones de inversión que se toman en el Fondo de Adaptación se gestionan una vez los ministros hacen las solicitudes. Señala que las acusaciones en su contra vienen de las múltiples mentiras que ha dicho el Centro Democrático, como lo consignó en su denuncia ante la Corte Suprema de Justicia. Además, que no tuvo nada que ver con la cancelación de ese contrato cuando llegó al Ministerio de Transporte, pues era un asunto de competencia exclusiva de la ANI. Asimismo, niega que la construcción de ese tramo haya tenido que ver con su relación personal con Gina Parody y explica que la obra tenía un interés nacional y había sido planeada muchos años antes de que ella llegara al ministerio.

La U y campañas presidenciales

En su explosiva declaración, García Morales reveló que los ejecutivos de Odebrecht lo buscaron a mediados del año pasado en lo que califica ahora como una estrategia de ellos cuando veían venir el escándalo. Según García, aunque le dijeron que él no tendría problemas para la justicia, lo citaron porque necesitaban recuperar los giros. “Todo es una estrategia, dijeron que habían logrado borrar mi nombre, lo que querían era recuperar la información porque en realidad estaban en un intento de principio de oportunidad”.

En el marco de este encuentro -dice el exfuncionario- conoció detalles de la relación de Odberecht con los políticos, especialmente en lo relacionado a los aportes a campañas presidenciales.

“Martorelli me dijo que el compromiso que ellos adquirieron con la adjudicación de Navelena fue apoyar candidatos del partido de La U y asumir deudas de la campañas presidenciales. Eso fue lo que dijo a mediados del año pasado: que Navelena se pagó con campañas”.

Esta revelación, sobre la que dijo no tener precisiones, abre un nuevo boquete dentro de las investigaciones. La corrupción que pudo haber detrás del contrato para la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena no es un capítulo agotado para la justicia. Ya existen procesados por el crédito de 120.000 millones de pesos que el Banco Agrario le giró a la firma brasileña, también se han revelado detalles de la gestión que Otto Bula, Bernardo Elías y José Tous habrían hecho en Portugal para lograr el cierre financiero. Sin embargo, sobre qué poderes políticos estuvieron detrás de la adjudicación y el acuerdo anticompetitivo al que habrían llegado con la firma ecuatoriana Acciona, aún no se conocen mayores evidencias.

Por ello, la declaración de García Morales llega a destapar pistas de un capítulo oculto. García Morales aseguró además que Odebrecht tenía planeado que una vez lograra el cierre financiero del proyecto, el objetivo era adicionarle la esclusa de Calamar, un proyecto que estaba dentro de la estructuración del Canal de Dique y que se venía trabajando con el fondo de adaptación. En este caso, la entidad en cabeza de Iván Mustafá dijo que estaban prestos a atender los requerimientos de las autoridades y aclaró que no tienen contratos con Odebrecht.

“Él (Luiz Bueno) me manifiesta que la idea era hacerle el cierre financiero a Navelena para agregar lo de la esclusa que era para Canal del Dique. Eso lo podrían verificar en la presentación que se hicieron por las gobernaciones de Bolívar y Atlántico, fue una alternativa para el Canal del Dique”, indicó García.

El ex viceministro fue con Otto Bula uno de los primeros capturados por el escándalo en Colombia. Aceptó cargos por haber recibido USD 6.5 millones a cambio de ayudar a la adjudicación de la Ruta del Sol tramo dos al consorcio en el que participaba Odebrecht. Su papel y su cercanía con los ejecutivos de Odebrecht es valorada ahora por los investigadores, que en todo caso tienen la misión de corroborar los detalles que el ex viceministro entregó.

García Morales manifiesta que del escándalo de Odebrecht en Colombia aún hay muchos detalles por conocer. Describe -entre otras- la información que le dio Luiz Bueno con respecto a los USD$ 400.000 que Odebrecht habría girado a la campaña de reelección de Santos y asegura que la instrucción de cómo entregarla la dio Roberto Prieto, gerente de la campaña.

“En esa oportunidad pude conocer del giro autorizado por Luiz Bueno que iba dirigido a la campaña Santos. En ese momento, Bueno me informó que muchos pagos habían sido también a través de contratos que todavía no se conocen. Y espero que la Fiscalía identifique estos contratos de los que también se sacaron aportes para campañas al Congreso y a las presidenciales”.

Llamó la atención de las autoridades porque en todos los casos aparecen empresas que no tienen capacidad ni nivel para subcontratar. Les da otra pista a los investigadores: una de las modalidades de pago de Odebrecht fue a través de las casas de cambio en donde se cobraban los cheques girados por la constructora brasileña, en algunas ocasiones, los dineros eran cobrados por los mismos empleados de estos establecimientos.

Con relación a la campaña 2014, el exgerente Roberto Prieto divulgó las cuentas de la campaña haciéndo énfasis en que no se refleja el supuesto pago en el que tuviera participación la firma panameña Paddington. Explicó que en la campaña trabajaron con una “cuenta única cerrada” para efectos de control de ingresos y que fue auditada en tiempo real por la firma Sac Consulting SAS.

El fantasma de la grabación de Miguel Nule

Durante su declaración, Gabriel García aprovecha para aclarar los detalles de la grabación realizada por Miguel Nule en Panamá, en donde habla, entre otras, de los líos en la adjudicación de la Ruta del Sol tramo 3. Esta fue declarada, primero desierta, y después fue adjudicada al consorcio ítalo-colombiano YUMA S.A., compuesto por Impregilo, Fondo de Capital Privado RDS, Infracol, Technivial y Grodco.

“Tuvimos una conversación en donde él me dijo de un presunto acto de corrupción. A él le dijeron que yo actuaba solamente como una persona que iba a firmar ya que las decisiones se toman más arriba. Yo manifesté en esa grabación, que fue editada, mi molestia y me referí en términos no adecuados sobre algunas personas que él me pregunta intencionalmente para que quede el registro. Su preocupación no era por los terceros, era por su propuesta”.

Los Nule terminan siendo eliminados en una acción que aún ahora García Morales defiende: “Fueron eliminados de acuerdo a los términos de referencia y especificaciones legales. Él intentó hacerme ver como que yo hacía parte de un arreglo para descalificarlos a ellos”.

El ex viceministro era quizá una de las personas más cercanas a los ejecutivos de Odebrecht. Su contacto directo -dice- fue Luiz Bueno, el entonces presidente de la firma en Colombia. Sin embargo, dice que otras personas que no sabían de esta relación intentaron hacerle lobby. Uno de ellos es el empresario Eduardo Zambrano, quien está capturado por una supuesta operación de blanqueo de capital de sobornos a través de la firma Consultores Unidos.

“Pude verificar a través de Bueno que hacía gestiones de Lobby ante otras entidades, el Congreso, exfuncionarios. Por la información que me dio Bueno algunas de esas gestiones se daba por empresas en el exterior que tenía Zambrano. Era una persona clave de las actividades de Odebrecht en Colombia”. Una vez estalló el escándalo, Zambrano fue removido de su cargo y de las funciones que ocupaba en Consultores Unidos.

Coinciden García Morales y el exsenador Otto Bula en que Luiz Bueno manifestó siempre tener muy buenas relaciones con el Plinio Olano y el exministro Miguel Peñaloza. Aunque insiste ante las autoridades que de manera directa nunca recibió influencia de estos dos políticos, sí sintió presiones indirectas de parte de Olano.

“Hubo fue una citación de Plinio donde hizo una intervención agresiva diciendo que había ‘carrusel’ de evaluadores de participantes. Lo sentí como presión a adjudicación a Ruta del Sol. Dada la magnitud se lo comenté a Luiz Bueno y al Ministro (el fallecido Andrés Uriel Gallego). Luiz Bueno me manifiesta que hay un rumor de que la obra se va a adjudicar a los Nule. El ministro me dice de manera airada que esta persona era la que menos se podía quejar porque era la que más cuotas burocráticas tenía en el ministerio y en el sector transporte”.

En su versión ante la justicia, García Morales aseguró que una vez habló de este se calmaron las presiones, como se lo había prometido Bueno que ocurriría si la licitación era adjudicada de manera correcta.

“Tengo tranquilidad absoluta de lo que pueda ocurrir en mi caso. (…) Tengo plena confianza de las acciones de la justicia”, indicó Plinio Olano al conocer de la compulsa de copias que envió la Fiscalía General a la Corte Suprema de Justicia. Reconoció que conoció a Luis Bueno en un congreso de infraestructura pero no desarrolló ninguna relación con él y que esta situación no tiene por qué afectar su trabajo en la Federación Colombiana de Departamentos.

El exviceministro fue insistente en que aún falta mucho por destaparse en el caso de Odebrecht. Aseguró que la firma permeó con corrupción las tres ramas del poder público, incluyendo a la justicia. También le pidió a las autoridades mirar hacía la campaña diplomática que desplegaron los ejecutivos en Colombia; al respecto, conminó a que sean revisadas las votaciones en entidades multinacionales en donde participaba Brasil ya que Odebrecht allí ofrecía su gestión como parte de los acuerdos económicos que perseguían.

*El viernes la Fiscalia aplazó la cita con la ex ministra pues se encuentra fuera del país. La entidad aseguró que será re programada.

También Puede Ver

Estos son los punteros en intención de voto a la Presidencia en encuesta de medios

Vargas Lleras, Petro y Fajardo, los tres primeros. La medición fue contratada por RCN, La …