Inicio / Política / EE. UU. y UE amenazan con sanciones a Maduro si continúa constituyente

EE. UU. y UE amenazan con sanciones a Maduro si continúa constituyente

La coalición de la Mesa de Unidad Democrática anunció ayer que esta semana comenzará a formar un gobierno de unidad nacional.

La MUD dice que es hora de que el chavismo negocie su salida del poder y convocó a un paro cívico.

Tras un multitudinario plebiscito, en el que algo más de 7,6 millones de venezolanos se pronunciaron con su voto para rechazar la constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro, los gobiernos de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) decidieron en la noche del lunes aumentar sus presiones al amenazar con “fuertes y rápidas acciones económicas” si el gobierno de Venezuela insiste en seguir adelante con su iniciativa.

En una nota oficial, el presidente Donald Trump apuntó que “EE. UU. no permanecerá de brazos cruzados mientras Venezuela se derrumba. Si el régimen de Maduro impone su asamblea constituyente, tomaremos fuertes y rápidas acciones económicas”.
En su comunicado, Trump señaló que la consulta simbólica de la oposición “dejó claro” que ese sector “está en favor de la democracia, la libertad y el imperio de la ley”. Sin embargo, esas acciones “siguen siendo ignoradas por un mal líder que sueña con convertirse en un dictador”.

En tanto, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, destacó que Washington “está preparado para iniciar fuertes y rápidas acciones económicas si el gobierno de Venezuela procede con la asamblea constituyente”.

Al mismo tiempo, la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, dejó claro que la posibilidad de aplicar sanciones al gobierno de Venezuela está “sobre la mesa”, como solicitaba España.

“Obviamente siempre están todas las opciones sobre la mesa para su consideración política”, indicó Mogherini en una rueda de prensa. “Creemos que sería útil si el Gobierno (venezolano) busca gestos políticos para desescalar las tensiones, crear mejores condiciones para reanudar el trabajo hacia una solución pacífica negociada y suspender el proceso de hacer una asamblea constituyente”, agregó la canciller europea.

Pero la respuesta del presidente Maduro no se hizo esperar al llamar “insolente” a la jefa de la diplomacia de la UE. “Hoy salió Federica Mogherini, la canciller de la UE, a darle orden al gobierno de Venezuela. Insolente. ¿Cree que nosotros estamos en 1809? Que recibíamos órdenes de los imperios europeos. Venezuela es un país libre, soberano y nadie le da órdenes”, expresó el mandatario.

Maduro reiteró que los candidatos a la Constituyente serán elegidos el 30 de julio, a pesar de que el domingo fue rechazada por millones de venezolanos.

“Federica Mogherini, te equivocaste con el país; Venezuela no es colonia de la Unión Europea. Ahora la constituyente, además de la paz, es una constituyente por la independencia, por la soberanía, por la dignidad nacional. Que Europa diga lo que quiera decir, no nos importa”, agregó el mandatario.

La presión internacional llegó en momentos en que la dirigencia opositora asegura que tiene un sólido piso político para exigir al régimen de Maduro no solo el retiro de la constituyente, sino la apertura de una negociación para llegar a una salida electoral.

“El pueblo decidió ayer (domingo) y nosotros tenemos que avanzar en la ejecución del mandato. Hay dos maneras de ejecutarlo, lo ideal sería que el régimen leyera los resultados y comenzara un verdadero proceso de entendimiento”, señaló Freddy Guevara.

Sin anunciarlo oficialmente, la oposición espera que el gobierno de Maduro dé alguna señal para ese entendimiento en los próximos dos días, pues entre jueves y viernes activará la primera fase de lo que ha llamado ‘La Hora Cero’, una especie de cuenta regresiva en la que escalará la protesta para presionar por las demandas votadas en el plebiscito: que el Gobierno retire la constituyente, que la Fuerza Armada respete la Constitución y que se conforme una alianza para renovar a todos los poderes públicos a través de elecciones.

“Es el momento de que el Gobierno haga un gesto razonable”, también recalcó a los periodistas el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges.

La otra forma de tratar de lograr estos objetivos es con mayor presión. Tal como había previsto en las últimas semanas, la MUD convocó para este jueves a un primer “paro cívico nacional” de 24 horas, en el que espera la participación de todos los sectores económicos del país, “no solo los empresarios”.

“Es el momento de que el gobierno de Maduro haga un gesto razonable”

Este es el primer paro cívico luego del paro total –incluyendo al sector petrolero– convocado en el año 2002 y que duró casi tres meses, el cual fue resistido por el gobierno de Hugo Chávez y que debilitó a la dirigencia opositora de entonces. Por esto se considera una de las decisiones más arriesgadas de la MUD.

Para el viernes, la Asamblea Nacional tiene previsto nombrar nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), con lo que busca dejar sin efecto los nombramientos hechos en diciembre de 2015 durante los últimos días del antiguo parlamento de mayoría chavista.

El nombramiento de los nuevos juristas y el plan opositor de firmar este miércoles el acuerdo “para un gobierno de unidad nacional” generó confusión sobre si la estrategia opositora en este momento consiste en la conformación de un Estado paralelo al que regenta el chavismo.

Guevara, quien también es el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, explicó que se trata de un pacto entre los partidos opositores si acaso la oposición asume el gobierno del país en el corto plazo. Un ajedrez del poder.

No hay retroceso
“Es básicamente un acuerdo político entre los diferentes partidos de los compromisos que asumimos todos en torno a un gobierno de unidad nacional. Los compromisos que van desde los temas políticos, cómo vamos a estar representados, cómo se van a tomar las decisiones, hasta lineamientos programáticos generales. (…) También se establece que estamos dispuestos a incorporar todos los sectores políticos, incluyendo el chavismo crítico”, afirmó.

Por el momento, la oposición no llamó a nuevas manifestaciones o protestas en la calle, ni trancazos ni cierres de vías.

Pero el oficialismo hasta ahora no da una mínima señal de retroceso o de que tenderá algún puente.

Aunque el presidente Maduro reconoció hace días que la oposición haría “una consulta interna” –luego de ignorarla completamente– su gobierno desestimó con vehemencia la participación en la consulta opositora y aseguró, en cambio, que el simulacro para la Constituyente también celebrado el domingo fue el verdadero éxito político de la jornada con personas participando hasta la madrugada.

“La masiva participación en nuestro ensayo electoral es una victoria de la paz”, dijo el alcalde del municipio Libertador, expresidente del Consejo Nacional Electoral y uno de los voceros más cáusticos del régimen, Jorge Rodríguez, sin ofrecer algún dato sobre esa participación.

En cambio, aseguró que la oposición solo movilizó 2,3 millones de participantes y la MUD infló artificialmente la cifra hasta llevarla a 7,6 millones entre trampas y tropelías como que una misma persona firmó hasta 17 veces en la consulta opositora.
El presidente Maduro advirtió que el simulacro fue tan exitoso que escribió “la victoria patriota”, que a su juicio obtendrá la elección de los miembros de la constituyente prevista para el próximo 30 de julio.

El control de daños del Gobierno sobre los resultados del plebiscito incluyó también la queja del canciller Samuel Moncada sobre la cobertura mediática que tuvo el simulacro oficialista. Ningún vocero oficial se pronunció sobre el asesinato de la señora Xiomara Escot, atacada por bandas armadas chavistas mientras hacía la fila para participar en el plebiscito.

También Puede Ver

Concejal uribista dice que el mayor obstáculo para la paz es un expresidente llamado Álvaro

Santiago Jaramillo sigue levantando polvareda en Medellín. Luego de sus polémicos discursos y de supuestamente …