Inicio / Se dice que / Aumentó el presupuesto para la ciencia en Colombia

Aumentó el presupuesto para la ciencia en Colombia

El Congreso aprobó un presupuesto que superó la propuesta del gobierno en $129.000 millones. Desde 2015, el presupuesto del sector no aumentaba.

La posible desfinanciación del sector Ciencia y Tecnología en el país tenía a más de uno con los pelos de punta. Por segundo año consecutivo, el gobierno de Santos pretendía reducirle la tajada en el presupuesto nacional a Colciencias. El recorte no era insignificante: la entidad recibiría un 41% menos que en el 2017.

Las protestas no se hicieron esperar. Los científicos prendieron Twitter y hasta salieron a marchar en el centro de Bogotá y de otras ciudades, para protestar contra lo que consideraron una movida absurda por parte de un Gobierno que viene promoviendo la idea de que con el posconflicto, la ciencia por fin entrará esos lugares del territorio donde la guerra lo mantuvo a raya.

Fue tanto el alboroto que la marcha de los científicos, cuyo slogan fue “un país sin investigación es un país sin futuro”, llegó hasta las páginas de la revista Science, la más renombrada publicación científica a nivel mundial. “Esto solo demuestra la enorme desconexión entre el discurso del Gobierno y la realidad”, señaló el físico nuclear de la Unal, Diego Torres, en esas páginas.

No obstante, el Gobierno siguió firme con su presupuesto de $220.000 millones para Colciencias. En el Congreso, sin embargo, se logró hacer algo para remediar la situación: el presupuesto que aprobó ayer en plenaria para el sector fue de $339.000 millones, unos $29.000 más del que se aprobó para el 2017.

La noticia es un alivio, pero llamarlo victoria sería desconocer que desde 2014 la inversión en Ciencia y Tecnología del país viene cayendo de forma dramática. El pico de inversión en Colciencias se alcanzó en 2013, con $430.150 millones. Al año siguiente bajó a $376.768 millones, en 2015 fue de $332.197 y en 2016 se redujo a $304.516 millones. Este año no fue la excepción, pues bajó hasta $299.177 millones.

Además, otras fuentes de ingresos para el sector cada vez más terminan en otras manos financiando otro tipo de proyectos. Es el caso de las regalías de Minería y Petroleo. Según estableció la ley de regalías en 2011, el 10% de ellas debían meterse en un fondo que financiaría proyectos locales de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Pero del dicho al hecho… la realidad ha demostrado que los gobiernos locales destinaron esos recursos para otro tipo de proyectos de desarrollo rural, generalmente útiles a corto plazo, lo que les permite mostrar resultados al final de su gestión. Es más: en 2016, el mismo Santos desvió $1,5 billones del Fondo para construir carreteras.

El mordisco al medio ambiente
Por otra parte, el sector de medio ambiente –uno de los más importantes, al menos en el discurso del presidente Santos– sí sufrió un recorte importante: mientras que para el presente año su presupuesto fue de $755.000 millones, para el próximo, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible tendrá que bandearse con un total de $688.000 millones.

En un escenario donde la deforestación aumentó un 44% entre 2015 y 2016, y donde no tiene síntomas de parar, además de varios compromisos como una regulación estricta de prácticas como el fracking, o el cumplimiento de los acuerdos de París, la reducción del presupuesto sin duda pondrá a hacer cuentas al ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo.

También Puede Ver

EDUCOPAZ CON BUENA ACEPTACIÓN EN BRASIL Y MÉXICO

Por su pertinencia o coyuntura en el contexto internacional el Tanque de Pensamiento Educación, Comunicación …