Inicio / Se dice que / Comida desperdiciada en Colombia, un problema de productores y consumidores

Comida desperdiciada en Colombia, un problema de productores y consumidores

Parte del desperdicio se debe a que las empresas no saben calcular bien la fecha de vencimiento y que los consumidores la confunden con la que dice: “consúmase preferiblemente antes de”.

Recientemente la Universidad de la Salle compartió un análisis sobre el panorama que tiene Colombia en materia de desperdicio de comida. Según cifras publicadas por el Departamento Nacional de Planeación, en marzo de 2016, se estima que en el país se botan cerca de 9.76 millones de toneladas cada año.

Para la investigadora Liliana Peralta, directora del programa de ingeniería de alimentos de la Universidad de La Salle, parte de las razones por las cuales en el país se desperdicia una significativa cantidad de alimentos se debe a que, por un lado, las empresas no saben precisar la fecha de vencimiento de sus productos y por otro, los consumidores confunden dicho dato con el que dice “consúmase preferiblemente antes de…”.

“Hay consumidores que revisan rigurosamente las fechas de vencimiento de los alimentos y ven imposible comprar un producto al que le quedan 5 u 8 días, aunque el mismo esté en buen estado”, afirma en su análisis la profesional al agregar que este mismo comportamiento lo presentan los supermercados al momento de solicitar productos a sus proveedores.

Este factor le permite entender a Peralta que las empresas no están calculando correctamente la fecha de vencimiento del producto, sino que al contrario, están poniendo tiempos más cortos.

Según la profesional, los pequeños y medianos empresarios son los más afectados al respecto, ya que registran pérdidas financieras por la devolución de sus productos, que en parte resultan aportando al total de los alimentos desperdiciados, que en Colombia representan un 34%.

Con relación al tema de la confusión que presentan muchos consumidores al momento de diferenciar entre la ‘fecha de vencimiento’ y el ‘consúmase preferiblemente antes de…’ Peralta explicó en qué se diferencia una de la otra.

Cuando un producto dice: “consúmase preferiblemente antes de”, lo que significa es que el tiempo que antecede a la fecha indicada es el rango en el cual el producto mantiene sus condiciones intactas, es decir factores como su sabor y textura no se ven afectados.

Cuando dicha fecha ya pasó eso no quiere decir, necesariamente, que el producto haya dejado de ser apto para el consumo, sino que muy probablemente algunos de sus factores se han perdido, como por ejemplo en los productos que son crocantes y que pierden esa propiedad.

Para el caso de la fecha de vencimiento, que indica el tiempo en el cual un producto no debería ser consumido, si una persona decide ingerir dicho alimento podría estar poniendo en riesgo su salud, por lo tanto, deja de ser comestible.

Luego entonces, mucha gente termina desperdiciando la comida pensando que su fecha de vencimiento se ha cumplido, cuando en realidad, es la de ‘consúmase ante de’ la que están mirando.

Otro dato interesante que precisa la profesional es que este fenómeno no solo hace parte de la cultura colombiana, sino que los estadounidenses, según un estudio de la Universidad de Harvard, precisó que cerca del 40% de la comida producida en Estados Unidos es desperdiciada por este tipo de confusiones.

Se calcula que con la comida que se desperdicia en Colombia se podría alimentar a los cerca de 8 millones de habitantes que tiene Bogotá

También Puede Ver

EDUCOPAZ CON BUENA ACEPTACIÓN EN BRASIL Y MÉXICO

Por su pertinencia o coyuntura en el contexto internacional el Tanque de Pensamiento Educación, Comunicación …