Inicio / Se dice que / “Maduro tal vez pensaba que, por ayudarnos en el proceso de paz, nos taparíamos los ojos”: Santos

“Maduro tal vez pensaba que, por ayudarnos en el proceso de paz, nos taparíamos los ojos”: Santos

En una columna publicada en El País el mandatario colombiano compara a Maduro con Chávez y lo critica con dureza. De manera contundente llama a la comunidad internacional a seguir presionando con acciones efectivas.

“Lloramos por ti, Venezuela”, así se titula la columna de opinión que el presidente Juan Manuel Santos escribió para El País de España. En ella el mandatario lamenta que la nación libre y rica de otrora se haya “desboronado” en manos de Maduro, pues, según Santos, Chavéz siempre mantuvo las formas institucionales. Además, pidió a la comunidad internacional que aumente la presión para que en Venezuela se dé un restablecimiento de la democracia.

Santos escribe como presidente pero recuerda los días en que fue periodista y en el ejercicio de su labor fue “uno de los más duros críticos” de Hugo Chávez. Las diferencias ideológicas entre los dos fueron evidentes, sin embargo, Santos asegura que cuando asumió el mando del país las prioridades cambiaron. “Tomar las riendas de una nación produce algo parecido a cuando se tiene el primer hijo: se afina el sentido de la responsabilidad”, escribió el presidente colombiano, quien debía pensar qué le convenía más a Colombia y decidió “arreglar la situación con los vecinos”, entre ellos Ecuador y Venezuela.

Santos asegura que desde ese entonces perseguía una meta más ambiciosa para la que necesitaba el apoyo de otros países: lograr la paz con las Farc. Entonces optó por mantener una relación de respeto con Chávez a pesar de que sus visiones eran “como el agua y el aceite”.

“¿Cómo pasamos en lo personal de la agresividad a la cordialidad? Con el humor… y la historia, tan útiles en las relaciones entre las personas y en la diplomacia. Le propuse lo mismo que Reagan a Gorbachov cuando se reunieron por primera vez para discutir la disminución del arsenal nuclear. Reagan le dijo a su colega soviético que ni él se iba a volver un comunista ni esperaba que Gorbachov abrazara el capitalismo, pero que podían trabajar juntos por un objetivo superior como era salvar al mundo de un desastre nuclear”, cuenta Santos.

Su objetivo superior era la paz de Colombia. Mientras Chávez vivió fue un aliado clave para iniciar las conversaciones con las Farc, incluso antes de morir le dejó la tarea a Maduro de continuar apoyando el proceso. Maduro cumplió la promesa que le hizo a su máximo comandante, Santos lo reconoce pero cree que no por eso debe callar ante “sus arbitrariedades”.

“Maduro me tilda de traidor porque Colombia ha protestado y se ha opuesto a las crecientes violaciones de los derechos humanos y democráticos en su país. Tal vez pensaba que, por habernos ayudado en el proceso de paz, nos íbamos a tapar los ojos y a ser cómplices de sus arbitrariedades. El necesario pragmatismo en las relaciones internacionales no da para tanto”, explica el presidente.

El endurecimiento de su posición ante la situación de Venezuela ha significado un quiebre en las relaciones de los dos presidentes. Santos y Maduro no han vuelto a hablar desde marzo, cuando soldados venezolanos ingresaron al territorio nacional y debieron resolver la situación. Las relaciones diplomáticas entre los dos países son cada vez más precarias, el embajador de Colombia en Venezuela fue llamado por la canciller y no ha regresado, por ejemplo. Sin embargo, Santos reconoce que Colombia es el “país que más tiene que ganar o perder con lo que suceda en nuestra hermana república”, por lo que las relaciones no se han roto del todo.

En su escrito el presidente volvió deslegitimar la Asamblea Constituyente que fue instalada contra viento y marea en Venezuela. Según Santos, desde que la oposición obtuvo la mayoría en el parlamento en las últimas elecciones legislativas que se celebraron en el país, “le han propinado golpe tras golpe a la institucionalidad democrática hasta llegar al tiro de gracia: una Asamblea Constituyente ilegítima”.

Lejos de cambiar su posición, Santos hace una clara invitación a la comunidad internacional para que defiendan la paz y la libertad. “Deben seguir presionando, cada vez con más fuerza y con acciones efectivas, por un rápido restablecimiento, ojalá pacífico, de la democracia en esa gran nación que llevamos en nuestros corazones”, explica Santos y remata diciendo que en el centro de América Latina no puede entronizarse y perpetuarse una dictadura.

También Puede Ver

Así fue el polémico homenaje al “Mono Jojoy”

La exguerrilla de las Farc y sus contradictores promovieron en Twitter dos etiquetas: #MonoMemoriayVerdad y …