Inicio / Sin categoría / Bienvenido, Papa Francisco

Bienvenido, Papa Francisco

La visita del Papa Francisco es un hecho histórico y una bendición para los colombianos. El Pontífice llega a nuestro país en un momento transcendental, como portador de los mensajes de paz, perdón y reconciliación que tanta falta nos hacen.

Es la tercera vez que un Papa llega a Colombia. Pablo VI en 1968, Juan Pablo II en 1986 y ahora Francisco, el Papa 226 de la historia, quien escogió su nombre en homenaje a San Francisco de Asís, “el Santo de los pobres”.

Ese es Francisco, el hijo de un ama de casa y un trabajador de los ferrocarriles de Argentina, un consagrado servidor de la Iglesia que desde siempre ha llevado una vida sencilla y austera. Cuando asumió el pontificado hizo cambiar el anillo pastoral de oro por uno de bronce y el trono –que también era de oro- por un simple sillón tapizado de blanco.

Desde que asumió como Sumo Pontífice el 13 de marzo del 2013, se convirtió en un líder mundial por sus declaraciones conciliadoras e incluyentes que incluso jamás pensamos escuchar de un Papa. “Si alguien es gay, ¿quién soy yo para juzgarlo?” “¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!” “Todavía es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia”. Son gestos y directrices abiertas que imprimen a la Iglesia Católica un nuevo aire, acorde con estos tiempos, logrando acercar la Iglesia a todos, sin distingos de ninguna índole.

El Papa Francisco, cuyo nombre de pila es Jorge Mario Bergoglio, se ha reunido en los cuatro años de papado con líderes de las iglesias ortodoxa, protestante, anglicana y evangélica, y ha mantenido un diálogo fluido con judíos, musulmanes, budista, hindúes y rabinos, entre otros.

Otro aspecto importante de su papado es su posición firme para hacer transparente las finanzas del Banco del Vaticano, que había sido objeto de malversaciones. Y luego su posición frentera sobre la pederastia.

Colombia es el séptimo país del mundo con el mayor número de católicos y el segundo de Latinoamérica, solo superado por México.

Con la visita del Papa será bendecida Colombia, los colombianos y el proceso de paz que se adelanta en nuestra patria, tema que con absoluta seguridad será central en su visita pastoral y habrá pronunciamiento de respaldo y de solidaridad con quienes han liderado el proceso y con las víctimas del conflicto, no faltaba más, es esencia de la Iglesia Católica buscar y apoyar la reconciliación de las sociedades y de quienes la habitan. Sería bueno que el Santo Padre también se pronunciara sobre la situación de Venezuela, donde la dictadura de Maduro está volviendo trisas los pilares de la democracia del hermano país y a sus gentes.

Bienvenido el Papa de los pobres y de la renovación.

También Puede Ver

Vía La Plata – Belén

Hace tres décadas el Gobierno Nacional tomó la errática decisión de definir la salida al …