Inicio / Entretenimiento / Curiosidades / 5 semillas saludables que la ciencia recomienda consumir con frecuencia

5 semillas saludables que la ciencia recomienda consumir con frecuencia

Las semillas son un excelente superalimento por su gran valor nutricional y a los múltiples beneficios que aportan a la salud, motivo por el no ha cesado el aumento de su consumo. Te contamos cuáles son algunas de las mejores semillas.

Entre los alimentos más recomendados por nutricionistas y expertos destacan las semillas y los frutos secos, todos ellos con un elevado contenido de grasas esenciales como la Omega 3 y Omega 6 -ideales para el corazón-, proteínas de alta calidad, fibra, vitaminas como los antioxidantes o la vitamina A y minerales como el calcio el zinc o el magnesio.

Centrándonos en las primeras, en el mercado alimenticio actual es posible encontrar muchas semillas variadas y nutritivas, especialmente indicadas para enriquecer las dietas vegetarianas, para controlar el colesterol o regular el peso, mejorar el tránsito intestinal, prevenir enfermedades o luchar contra el envejecimiento, así como fortalecer pelo, piel y uñas.

Repasamos qué semillas puedes incorporar a tu dieta. Aunque lo ideal es comerlas crudas, también puedes hacerlo cocidas, horneadas, tostadas, acarameladas o incorporadas a diversos platos y recetas.

5 semillas que puedes añadir a tu dieta
Semillas de chia: Son ricas en hierro, ácido fólico, calcio, magnesio, ácidos grasos omega-3 y fibra soluble. El calcio y el magnesio de estas semillas promueven la salud ósea y dental, mientras que los ácidos grasos Omega-3 ayudan a su corazón al reducir los triglicéridos, causantes de numerosas enfermedades del corazón. Su fibra soluble ayuda a disminuir el colesterol, estabiliza el azúcar en la sangre e incrementa la sensación saciante. Puedes comprarlas frescas y añadirlas a batidos, yogures, masas o ensaladas.
Semillas de calabaza: Constituyen una maravillosa fuente de vitaminas B, hierro, magnesio, zinc y proteínas, siendo además particularmente ricas en el aminoácido triptófano, que puede ayudar a reducir la ansiedad. Las semillas de calabaza también tienen altos niveles de ácidos grasos esenciales que ayudan a mantener los vasos sanguíneos saludables y reducir el colesterol malo. Están presentes en los aderezos de salsas, ensaladas y sopas.
Semillas de girasol: Te brindarán un gran aporte de vitaminas B, incluido el folato (que ayuda a prevenir defectos de nacimiento) y la vitamina E, un poderoso antioxidante que protege las células del daño de los radicales libres, ayudando a mantener el cabello y la piel sanos, además de prevenir en cáncer. Las semillas de girasol también son ricas en proteínas y grasas saludables para el corazón. Puedes comerlas solas, en postres, ensaladas y un largo etcétera, pero deberás evitar sus variantes más saladas.
Semillas de lino: Características por su color marrón y sabor a nuez, son una gran fuente de fibra soluble, que ayuda a reducir el colesterol, te aporta sensación de saciedad y ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. También destaca la presencia ácidos grasos omega-3, que benefician la salud ocular y cerebral, y pueden ayudar a disminuir los triglicéridos. Estas semillas suelen molerse previamente.
Germen de trigo: Tiene una gran potencia nutricional debido a su carga de proteínas, hierro y vitaminas B, como el folato. El alto contenido de fibra de este superalimento combate y previene el estreñimiento, manteniendo el apetito bajo control. También destaca por su índice glucémico bajo, por lo que no aumenta el nivel de azúcar en la sangre. Es un excelente complemento para batidos y recetas de horno.

También Puede Ver

3 trucos para conseguir el puesto de trabajo cuando te falta experiencia

De repente ves la oferta de trabajo ideal, pero no encajas del todo con la …