Inicio / Entretenimiento / Curiosidades / 7 alimentos para prevenir y sanar las úlceras gástricas

7 alimentos para prevenir y sanar las úlceras gástricas

Para evitar problemas como las úlceras gástricas, es altamente recomendable que consumas con regularidad algunos de los siete alimentos protectores y reparadores que te proponemos a continuación.

La úlcera gástrica, también conocida como úlcera péptica o úlcera en el estómago, se trata de una herida formada en el tejido que recubre el estómago. El origen de su aparición puede deberse a diversos factores como la alimentación deficiente o una infección debida a la bacteria Helicobacter Pylori, propiciando que este órgano sea vulnerable a su propia acidez. Los síntomas suelen ser desagradables y en ocasiones intermitentes, desde el dolor de estómago a las nauseas y los vómitos.

Además del factor genético, existen otros motivos que explican la aparición de las úlceras gástricas, desde el uso continuado de determinados medicamentos al abuso de bebidas alcohólicas, el exceso de estrés o una dieta rica en grasas saturadas, azúcares o alimentos que irritan la mucosa como la cafeína, el picante o la pimienta. Si quieres cuidarte y prevenir su aparición, aquí tienes siete alimentos que combaten las úlceras de estómago.

7 alimentos que combaten las úlceras de estómago
Miel: La medicina moderna finalmente ha confirmado los beneficios de un remedio popular que se ha utilizado durante siglos. Investigadores de Nueva Zelanda probaron la miel hecha con el néctar de la flor de Manuka en bacterias de biopsias de úlceras gástricas y descubrieron que la miel inhibía el crecimiento bacteriano. Otros investigadores han tenido éxito en el uso de otros tipos de miel para detener el crecimiento de H. pylori. Puedes tomar una pequeña cucharada por la mañana y otra de noche cuando percibas síntomas de padecer una úlcera.
Broccoli, coles de Bruselas, coliflor o col rizada: Estas verduras crucíferas contienen sulforafano, un compuesto con capacidad de sofocar la bacteria H. pylori. En un estudio, después de que los pacientes que dieron positivo en la prueba de la bacteria comiesen media taza de brotes de brócoli dos veces al día durante siete días, el 78% dio negativo para la bacteria. Otros estudios realizados en ratones, han demostrado que los extractos de sulforafano pueden destruir con éxito las bacterias en los tractos digestivos de los ratones.
Repollo: Gracias a un aminoácido llamado glutamina y presente en el repollo, puedes fortalecer el revestimiento de la mucosa del intestino y a mejorar el flujo de sangre al estómago, previniendo úlceras futuras y acelerando la curación de las existentes.

Yogur o kéfir: Sus bacterias buenas y principios activaos combaten la H. pylori y también ayudan a que las úlceras sanen más rápido. En un gran estudio realizado en Suecia, las personas que comían productos lácteos fermentados como el yogur al menos tres veces por semana tenían muchas menos probabilidades de tener úlceras que las personas que comían yogur con menos frecuencia.

Plátano verde: Especialmente cuando no está muy madura, esta fruta tiene el potencial de calmar las membranas mucosas inflamadas e irritadas, además de contar con potentes propiedades antibacterianas. Los estudios en ratas con úlceras causadas por el uso diario de aspirina han demostrado que el plátano verde previene la formación de úlceras gástricas.

Alimentos ricos en fibra: Las frutas, verduras o granos integrales son clave, ya que diversas investigaciones amparan sus beneficios, revelando que las personas con una dieta alta en fibra tienen un riesgo menor de desarrollar úlceras. En el Physicians Health Study de Harvard, los investigadores analizaron las dietas de 47,806 hombres y descubrieron que aquellos que comían 11 gramos o más de fibra de verduras tenían un 32% menos de riesgo de desarrollar úlceras en el duodeno. Esto puede deberse a que la fibra acelera el proceso digestivo, logrando una menor exposición da los ácidos.

También Puede Ver

3 trucos para conseguir el puesto de trabajo cuando te falta experiencia

De repente ves la oferta de trabajo ideal, pero no encajas del todo con la …