Inicio / Entretenimiento / Curiosidades / Cómo ser más productivo gracias a la técnica Pomodoro

Cómo ser más productivo gracias a la técnica Pomodoro

Muchas veces la distracciones no nos dejan trabajar con la eficiencia que querríamos, por eso la técnica Pomodoro es realmente útil para ser lo más productivo posible y optimizar nuestro tiempo al máximo. Aquí te contamos en qué consiste esta eficaz técnica.

Ya sea en nuestro trabajo o en nuestra vida privada, hacer un buen uso de nuestro tiempo es primordial para lograr objetivos y poder tener horas de descanso también.

Por eso es tan necesario ser productivo y lograr organizar nuestro tiempo de tal manera que podamos realizar todas nuestras tareas con éxito.

La técnica Pomodoro es el gran método por el que podemos lograr esto, y se basa en métodos de organización muy sencillos. Se trata de una técnica muy conocida en el mundo de la empresa por ser simple y eficaz. Es la manera perfecta de centrarnos en la tarea a realizar en ese momento con la máxima productividad.

Este método se desarrolló en 1980 por Franceso Cirillo, que en esa época era un estudiante universitario y que ahora trabaja como consultor de productividad y ha escrito un libro. Esta técnica se llama Pomodoro por la forma de tomate que tiene el clásico reloj de cocina que utilizaba Cirillo para estudiar.

La técnica Pomodoro consiste en poner un temporizador durante 25 minutos mientras realizas una tarea. Durante ese tiempo, no están permitidas las pausas o las interrupciones, es decir, no se podrán revisar las redes sociales, los correos o el teléfono móvil; las visitas al baño también tendrán que esperar a que pase el reloj.

Si tu mente viaja hacia otros lugares abstractos y no puedes sacarte algo de la cabeza, simplemente escribe ese pensamiento y sigue trabajando. Cuando hayan terminado los 25 minutos, descansa 5 minutos, te lo mereces.

Lo idóneo es realizar 4 ciclos de 25 minutos y cuando los hayas completado realizar un descanso más largo, de unos 30 minutos. Es posible que al principio te distraigas mucho durante los 25 minutos de productividad, pero poco a poco irás cogiendo ritmo. Así, te convertirás en alguien más responsable de su propio tiempo, e irás notando tu progreso a diario.

Numerosos estudios corroboran esta técnica, afirmando que los descansos breves mejoran la productividad, y así te conviertes en un trabajador más eficaz, según afirma Mental Floss.

 

También Puede Ver

La ciencia revela el peor año para estar vivo en la historia de la humanidad

Una investigación de Harvard publicada en la revista Antiquity revela cuál ha sido el peor …