Inicio / Entretenimiento / Curiosidades / El 90% de las enfermedades cardiovasculares son evitables, los cánceres solo un 40%

El 90% de las enfermedades cardiovasculares son evitables, los cánceres solo un 40%

Buena parte de la prevención de las enfermedades cardiovasculares está en la mano de uno mismo, controlando factores de riesgo como el tabaco, la obesidad, la hipertensión, la diabetes o el colesterol.

La enfermedad cardiovascular es una enfermedad que afecta tanto a hombres como a mujeres, pero en edades distintas, ya que a ellas suele aparecer más tarde. Cabe destacar que la enfermedad cerebrovascular es la primera causa de muerte entre las mujeres, mientras que en los hombres son los tumores. En la misma línea, los especialistas destacan que en edades precoces la cardiopatía isquémica y los infartos de miocardio son más típicos en hombres pero que cada vez estamos asistiendo a un desarrollo más precoz de cardiopatía isquémica en mujeres con edades más jóvenes, debido a los cambios en sus estilos de vida, como es su inclusión en el hábito tabáquico y otros factores de riesgo que también están en aumento como el sedentarismo o la obesidad.

Esas son algunas de las conclusiones del IV Congreso para pacientes con enfermedades cardiovasculares, organizado por Cardioalianza. En sus mesas redondas con expertos también se ha destacado que la arteriosclerosis (inflamación de las arterias) es una enfermedad crónica y progresiva, que se presenta en edades avanzadas pero que es consecuencia directa del estilo de vida que se haya seguido a lo largo de la vida. Por ello, inciden los expertos, en que es muy importante transmitir a la población más joven la importancia de llevar un estilo saludable en la juventud, ya que ello marcará nuestra salud cardiovascular y nuestra calidad de vida el día de mañana.

Con respecto a los factores de riesgo y su nivel de incidencia sobre la enfermedad cardiovascular, los profesionales destacaron la importancia del control del colesterol LDL (“colesterol malo”) sobre la cardiopatía isquémica, y del control de la hipertensión en el caso del ictus. En relación con los fumadores, los expertos fueron claros, “para quien fuma, el tabaco es su mayor enemigo y su primer factor de riesgo”, quienes precisaron que el riesgo que se disminuye en un paciente fumador, que ya ha tenido una cardiopatía isquémica, al año de dejar de fumar es de un 50%, algo que ningún fármaco es capaz de lograr hoy en día, por ello es clave fomentar estrategias enfocadas a dejar este hábito nocivo.

Otro dato relevante que destacaron los expertos fue que hoy en día se tiene mucha más capacidad de detectar y prever las enfermedades cardiovasculares que los cánceres. Solo un 40% de los cánceres son evitables, pero en la enfermedad cardiovascular este porcentaje asciende hasta el 90%. Ante este dato, los especialistas señalaron que aunque también hay condicionantes genéticos que propician la aparición de patologías cardiovasculares, por suerte existen mecanismos de intervención eficaces para controlar los factores de riesgo cardiovasculares, tengan o no componente genético, con lo que la capacidad de reacción en las enfermedades cardiovasculares es mucho mayor que en otras patologías.

Como conclusión, se ha destacado que buena parte de la prevención de este tipo de enfermedades está en la mano de uno mismo. Así, por ello es tan importante el control de los factores de riesgo (colesterol, hipertensión, diabetes, obesidad, tabaco, etc.) para poder retrasar al máximo la aparición de la enfermedad cardiovascular y lograr, además de una mayor longevidad, una mayor calidad de vida durante más tiempo.

También Puede Ver

3 trucos para conseguir el puesto de trabajo cuando te falta experiencia

De repente ves la oferta de trabajo ideal, pero no encajas del todo con la …