Inicio / Entretenimiento / Curiosidades / Este tratamiento natural para la depresión podría ser más eficaz que el ejercicio

Este tratamiento natural para la depresión podría ser más eficaz que el ejercicio

Existen diversos recursos y métodos que pueden ayudar a combatir o prevenir la depresión leve. Ahora, un estudio realizado por la Universidad de Friburgo en Alemania revela una sencilla técnica que podría ser más efectiva que el deporte.

Son diversos los estudios científicos que descubren nuevas vías para afrontar o prevenir ese problema global llamado depresión que asola los países desarrollados en el siglo XXI debido a factores tan diversos como el estilo de vida, la soledad, la predisposición genética, el consumo de sustancias estupefacientes o la falta de descanso. Desde la investigación científica se han destacado en los últimos tiempos la posible eficacia del uso de antiinflamatorios, la práctica de ejercicio semanal o la adopción de la dieta mediterránea.

Ahora, un nuevo estudio realizado en la Universidad alemana de Friburgo muestra que los baños de agua caliente pueden ser tan efectivos como el deporte para contribuir a reducir la depresión. Aunque algunos dermatólogos creen que las duchas pueden ser mejores para la piel al ayudarla a retener algunos aceites naturales, los baños son en muchas culturas y civilizaciones un símbolo de relajación y purificación, proporcionando un parón en la rutina y permitiendo una reducción del estrés y del ruido cotidiano

Durante la investigación, 45 sujetos con depresión moderada a severa según lo medido por la Escala de Clasificación de Depresión de Hamilton (HAM-D) fueron instados a hacer ejercicio durante 45 minutos dos veces por semana o darse baños calientes de 30 minutos y relajarse después con una manta caliente durante 20 minutos dos veces por semana. Los sujetos fueron reevaluados del problema de depresión ocho semanas más tarde.

Aquellos que optaron por los baños calientes reportaron una caída de seis puntos en su puntaje, que promedió 21.7 en una escala de 1 a 50 desde el principio. Los pacientes de ejercicio vieron reducida su depresión, pero solamente de tres puntos. Es preciso realizar más investigaciones al respecto debido al pequeño tamaño de la muestra, además de que 13 de las 23 personas del grupo de ejercicios no completaron el estudio porque no pudieron o no quisieron continuar con la actividad física.

Algunos investigadores sugieren que la inmersión en agua caliente puede abordar la mejora del estado de ánimo de uno al ayudar a normalizar la temperatura corporal y los ritmos circadianos, contribuyendo a regular el ciclo de sueño y vigilia. Otro estudio de 2017 dirigido por la Universidad de Madison-Wisconsin demostró que elevar regularmente la temperatura central de un individuo a 101.3 ° F llevó a una reducción de 4.27 puntos en la puntuación HAM-D después de seis semanas pese a que nuevamente la muestra fue reducida.

En definitiva, aunque cabe esperar a más investigaciones y no se pueda afirmar con certeza que sus beneficios equivalgan a los del ejercicio físico, sí se conocen ventajas favorables que deberían instarte a darte baños calientes de forma periódica.

 

También Puede Ver

Los espejos retrovisores tienen los días contados: esto es lo que los sustituirá

Las cámaras prometen mandar los espejos retrovisores tradicionales al baúl de los recuerdos más rápido …