Inicio / Entretenimiento / Curiosidades / La ciencia revela dos nuevos trucos mentales para tomar decisiones más sanas

La ciencia revela dos nuevos trucos mentales para tomar decisiones más sanas

¿Quieres cambiar de vida y tener una rutina más saludable? Nuestro cerebro tiene mucho que ver en lograr este tipo de objetivos. Recientes estudios revelan dos trucos mentales para que dejes tu vida sedentaria de una vez por todas.

Hay muchas maneras de conseguir un objetivo, pero es especialmente importante que tengamos una mentalidad positiva y abierta a probar nuevas ideas. Y más aún cuando tratas de cambiar tus hábitos para tener una vida más saludable.

Recientes investigaciones han reunido a varios participantes con el objetivo de dar con cambios de mentalidad con los que lograr que una persona haga más ejercicio físico y tenga una dieta más saludable.

Finalmente lograron que sus hábitos dejaran de ser propios de una persona sedentaria para convertirse en aquellos característicos de una persona activa.

Te contamos los resultados de dos de los estudios que se han realizado recientemente. Revelaron trucos mentales que te servirán para lograr tener una vida más sana de forma sencilla y sin grandes complicaciones.

Deja de pensar en ti mismo y piensa en los demás
En este primer estudio se tomaron de muestra a 220 adultos sedentarios que fueron divididos en tres grupos. Los dos primeros grupos fueron denominados como ‘autotrascendentes’, y se les ordenó llevar su pensamiento y mentalidad más allá de ellos mismos.

El primer grupo tenía que pensar en una cosa que fuera importante en su vida, como su familia o su pareja con detalle, imaginándose con esa persona que tanto le importaba realizando alguna actividad. El segundo grupo tenía que desear positivamente buena salud y felicidad a sus personas más queridas y a los desconocidos. En cambio, el tercer grupo debía pensar en lo que quisieran, pero que no fuera importante para ellos mismos.

Posteriormente se examinaron los cerebros de cada grupo, y acto seguido los participantes escucharon distintos consejos de salud para cambiar sus hábitos sedentarios, como por ejemplo subir y bajar escaleras andando en vez de coger el ascensor, o explicándoles directamente el grave riesgo que tiene ser una persona sedentaria en relación con tener una enfermedad o incluso pudiendo provocar la muerte.

Durante el mes siguiente los investigadores siguieron mandando mensajes de texto a todos los participantes, mientras estos utilizaban medidores de su actividad física diaria. Los participantes de los dos primeros grupos recibían mensajes autotrascendentes basados en la familia, los amigos o la pareja, y el último grupo recibía los mismos mensajes pero de manera objetiva, es decir, sin hablar de ningún otro factor externo, tan solo los datos de vida saludable.

Los resultados del estudio revelaron que las personas de los dos primeros grupos dejaron de ser personas sedentarias y fueron mucho más activos durante ese mes, y sus cerebros mostraron actividad en las zonas de la recompensa y la valoración positiva, es decir, las mismas zonas que se activan cuando una persona persigue un objetivo que desea con gran fuerza.

“Si primero dejas que las personas ‘se alejen’ y piensen en las cosas y personas que más les importan, luego ven que su autoconcepto y autoestima no están ligados a este comportamiento en particular, en este caso, su falta de actividad física”, ha explicado Emily Falk, Profesora Asociada de Comunicación, Psicología y Marketing de la Facultad de Comunicación Annenberg de la Universidad de Pensilvania a Forbes.

Por tanto salir de nosotros mismos, y pensar en los demás nos hacen comportarnos de forma diferente y es algo positivo para crear un nuevo hábito de vida saludable.

Ser una persona ocupada te hará tener más autocontrol
En este estudio los participantes tuvieron que escribir lo que habían estado haciendo en los últimos días, y se incitó a estas personas a pensar que eran individuos muy ocupados en diversas tareas.

Así, se activó en ellos una mentalidad ocupada, y acto seguido se les pidió que tomaran ciertas decisiones para medir su autocontrol, por ejemplo en relación con el ejercicio, con la elección de alimentos o el ahorro del dinero.

Se sumó a este estudio otro grupo al que no se le había inducido a pensar que eran personas ocupadas y sin tiempo, y los resultados denotaron que las personas ‘ocupadas’ demostraron mayor autocontrol en sus decisiones que el otro grupo.

Los resultados del estudio revelaron que las personas de los dos primeros grupos dejaron de ser personas sedentarias y fueron mucho más activos durante ese mes, y sus cerebros mostraron actividad en las zonas de la recompensa y la valoración positiva, es decir, las mismas zonas que se activan cuando una persona persigue un objetivo que desea con gran fuerza.

“Si primero dejas que las personas ‘se alejen’ y piensen en las cosas y personas que más les importan, luego ven que su autoconcepto y autoestima no están ligados a este comportamiento en particular, en este caso, su falta de actividad física”, ha explicado Emily Falk, Profesora Asociada de Comunicación, Psicología y Marketing de la Facultad de Comunicación Annenberg de la Universidad de Pensilvania a Forbes.

Por tanto salir de nosotros mismos, y pensar en los demás nos hacen comportarnos de forma diferente y es algo positivo para crear un nuevo hábito de vida saludable.

Ser una persona ocupada te hará tener más autocontrol
En este estudio los participantes tuvieron que escribir lo que habían estado haciendo en los últimos días, y se incitó a estas personas a pensar que eran individuos muy ocupados en diversas tareas.

Así, se activó en ellos una mentalidad ocupada, y acto seguido se les pidió que tomaran ciertas decisiones para medir su autocontrol, por ejemplo en relación con el ejercicio, con la elección de alimentos o el ahorro del dinero.

Se sumó a este estudio otro grupo al que no se le había inducido a pensar que eran personas ocupadas y sin tiempo, y los resultados denotaron que las personas ‘ocupadas’ demostraron mayor autocontrol en sus decisiones que el otro grupo.

Este fenómeno se ha dado por el sentido de autoimportancia que ayuda a las personas a tener un mayor autocontrol para tomar decisiones elocuentes.

Es decir, si cambias tu mentalidad, tu comportamiento también cambiará. Por tanto intenta enfocarte en el resto de personas más que en ti mismo, y en ser una ‘persona ocupada’ para tener más autocontrol en tus decisiones, y así lograrás tener unos hábitos de vida más saludables.

 

También Puede Ver

3 trucos para conseguir el puesto de trabajo cuando te falta experiencia

De repente ves la oferta de trabajo ideal, pero no encajas del todo con la …