Inicio / Entretenimiento / Curiosidades / La ciencia revela el peor año para estar vivo en la historia de la humanidad

La ciencia revela el peor año para estar vivo en la historia de la humanidad

Una investigación de Harvard publicada en la revista Antiquity revela cuál ha sido el peor año para estar vivo en la historia de la humanidad. Seguramente no seas capaz de adivinar el resultado.

Se antoja complicado elegir el peor año para estar vivo en la historia de la humanidad. Atendiendo al último siglo, podría pensarse en la pandemia de gripe que mató a 100 millones de personas en 1918, a los años del Holocausto nazi o incluso,echando la vista mucho más atrás, a 1347, año en el que la Peste Negra asoló Europa. Sin embargo, los investigadores concluyeron que se trata de uno en el que probablemente no habías pensado: el 536 d.C.

“Fue el comienzo de uno de los peores períodos para estar vivo, si no el peor”, reveló a Science Magazine el historiador medieval y arqueólogo de la Universidad de Harvard (EE.UU.) Michael McCormick. Según su equipo de investigadores, desde aquel entonces no se apreciarían síntomas de recuperación económica hasta 640 d.C.

536, peor momento de nuestra era según esta investigación,fue el décimo año del reinado del emperador bizantino Justiniano el Grande, un momento en el que todavía no había plagas ni grandes genocidios pero en el que sucedió un extraño fenómeno: una niebla polvorienta y misteriosa apareció en el cielo, bloqueando la luz solar, propiciando un brusco descenso de las temperaturas y desencadenando años de caos en todo el mundo, con consecuencias terribles para cultivos y ganado como la sequía, pérdidas de cosecha, nieve en verano en China y hambruna generalizada.

“Y sucedió durante este año que se produjo un temible presagio”, escribió el historiador bizantino Procopio, “Porque el sol emitió su luz sin brillo, como la luna, durante todo este año, siendo muy parecido al sol en Eclipse”. La erupción volcánica originó la catástrofe de un enfriamiento global a corto plazo y una devastadora hambruna. En la actualidad, un nuevo análisis altamente detallado del núcleo de hielo del glaciar Colle Gnifetti en la frontera entre Suiza e Italia ha arrojado nueva información sobre este largo y oscuro siglo de aflicción para nuestro planeta.

El peculiar fenómeno del año 536
Los núcleos de hielo son un recurso arqueológico fantástico, ya que los depósitos de hielo permanentes se acumulan gradualmente, a través de las nevadas anuales. Esto significa que puede encontrar el depósito de hielo para un año determinado y observar lo que estaba sucediendo en la atmósfera en aquellos instantes. Lo que sucedió en el año 536 fue que se mezclaron cenizas volcánicas y escombros con la capa de hielo, lo que indica un gran evento volcánico. Los núcleos de hielo de Groenlandia y la Antártida mostraron evidencia de una segunda erupción en 540, prolongando el período de miseria, mientras que en 541, surgió la plaga de Justiniano.

Alrededor del año 640 -como indica el núcleo de hielo, en el que se hallaron evidencias del mineral- pudo observarse que los humanos comenzaron a extraer y fundir plata del mineral de plomo, para acuñar monedas de plata. Hubo otros dos picos de extracción del metal en los años 660 y 695, respectivamente. “Esto demuestra inequívocamente que la nueva minería facilitó la producción de las últimas monedas de oro postromanas, degradadas con cantidades crecientes de plata, y las nuevas monedas de plata que las reemplazaron”, revelaron los investigadores.

De este modo, el registro del núcleo reveló una cronología nueva e independiente para segmentar de forma precisa la producción de plata en el oeste medieval temprano. Gracias a investigaciones como esta, los marcadores volcánicos pueden ayudar a determinar picos de recuperación económica y épocas de desgracia como la que ha ocupado este artículo.

También Puede Ver

Qué es la biotina y en qué alimentos puedes encontrarla

Te contamos qué es la biotina, por qué es necesaria para tu salud, qué beneficios …