Inicio / Entretenimiento / Curiosidades / La razón científica que explica tu amor o tu odio por el cilantro

La razón científica que explica tu amor o tu odio por el cilantro

¿El cilantro es una de tus especias favoritas o por el contrario, no la soportas debido a su sabor a jabón? La ciencia tiene una explicación al amor eterno o al odio acérrimo que despierta esta popular hierba común en las gastronomías mejicana, india o canaria.

La primera vez que aterriza en la boca, el cilantro suele sorprender al paladar. Esta popular hierba verde con propiedades digestivas, tonificantes y antiespasmódicas suele añadirse fresco a cremas, sopas, ensaladas, salsas como el mojo verde, platos como el guacamole o para la aromatización de carnes o pescados. Sin embargo, mientras que algunas personas lo tienen de mano en la cocina para múltiples platos, otras revelan que su sabor les resulta semejante al jabón, al metal o incluso a suciedad. Como nota cómica, incluso se creó una curiosa comunidad digital bautizada como I Hate Cilantro, que suma más de 5,000 miembros.

Antes de unirte a dicha plataforma y comunicar públicamente tu aversión al cilantro, es posible que quieras ahondar en el motivo de que esta verdosa especia te disguste. Según publicaba The New York Times, son varios estudios que revelan que el ADN juega un papel importante en el rechazo que genera, especialmente entre la población europea.

¿El cilantro es una de tus especias favoritas o por el contrario, no la soportas debido a su sabor a jabón? La ciencia tiene una explicación al amor eterno o al odio acérrimo que despierta esta popular hierba común en las gastronomías mejicana, india o canaria.

La primera vez que aterriza en la boca, el cilantro suele sorprender al paladar. Esta popular hierba verde con propiedades digestivas, tonificantes y antiespasmódicas suele añadirse fresco a cremas, sopas, ensaladas, salsas como el mojo verde, platos como el guacamole o para la aromatización de carnes o pescados. Sin embargo, mientras que algunas personas lo tienen de mano en la cocina para múltiples platos, otras revelan que su sabor les resulta semejante al jabón, al metal o incluso a suciedad. Como nota cómica, incluso se creó una curiosa comunidad digital bautizada como I Hate Cilantro, que suma más de 5,000 miembros.

Antes de unirte a dicha plataforma y comunicar públicamente tu aversión al cilantro, es posible que quieras ahondar en el motivo de que esta verdosa especia te disguste. Según publicaba The New York Times, son varios estudios que revelan que el ADN juega un papel importante en el rechazo que genera, especialmente entre la población europea.

Otro estudio realizado por el grupo confirmó que el medio ambiente y la cultura también desempeñan un papel fundamental, determinando que entre el 14% y el 21% por ciento de las personas de ascendencia asiática oriental, africana y caucásica no les gustaba el cilantro, mientras que solamente entre el 3% y el 7% de los asiáticos del sur, los hispanos y los del Medio Oriente no les gustaba. La razón principal de ello puede deberse a que el cilantro se trata de un ingrediente fundamental dentro de los platos tradicionales de estas regiones.

Si eres de las personas que aman el cilantro, tienes suerte: sus hojas de color verde oscuro poseen antioxidantes, aceites esenciales, vitaminas (ácido fólico, riboflavina, niacina, vitamina A y C, betacaroteno) y fibra dietética. Tal y como repasamos en este artículo, el cilantro posee numerosas propiedades beneficiosas ya que reduce el colesterol, mejora tu salud cardiovascular, tiene tanto efectos diuréticos como propiedades bactericidas y expectorantes y te ayuda a eliminar metales pesados dañinos.

 

También Puede Ver

Los espejos retrovisores tienen los días contados: esto es lo que los sustituirá

Las cámaras prometen mandar los espejos retrovisores tradicionales al baúl de los recuerdos más rápido …