Inicio / Entretenimiento / Curiosidades / Las bacterias de tus entrañas son capaces de generar electricidad

Las bacterias de tus entrañas son capaces de generar electricidad

Una investigación realizada por la Universidad de Berkeley abre nuevas las posibilidades para las biopilas y otros inventos futuros gracias al potencial de varias bacterias intestinales, capaces de generar cerca de 100.000 electrones por segundo.

Las mariposas en el estómago pueden ser metafóricas, pero las chispas en tu intestino ya no lo son tanto: según un nuevo estudio publicado en la revista Nature, varios tipos de bacterias que se encuentran en nuestras entrañas son capaces de generar electricidad. Este tipo de bacterias, usualmente denominadas “electrogénicas” no son algo nuevo, ya que se pueden encontrar en lugares muy alejados de nosotros, como en el fondo de los lagos. Sin embargo hasta a día hoy se desconocía su presencia en mamíferos, tal y como afirmó el autor principal Daniel Portnoy, microbiólogo de la Universidad de Berkeley en California.

En su investigación desarrollada en el laboratorio, el equipo colocó las bacterias en una cámara electroquímica y capturó los electrones generados con un cable o electrodo, descubriendo que este tipo de bacterias transmitidas por los alimentos creaban una corriente eléctrica. Sam Light, otro de los autores, afirmó que este proceso de la bacteria se trata “probablemente un sistema de respaldo que usa bajo ciertas condiciones”. Por ejemplo, pueden desplegarlo en condiciones de poco oxígeno del intestino.

Los investigadores seleccionaron bacterias mutadas, aquellas con genes perdidos o alterados, para identificar qué genes eran necesarios para que las bacterias produzcan electricidad. Dichos genes a su vez codifican ciertas proteínas que son clave para producir electricidad. Descubrieron que el sistema que usaban estas bacterias -una cascada de proteínas que transportan los electrones fuera de la bacteria- era mucho más simple que los sistemas que usan otras bacterias electrogénicas, como las que viven en el fondo de un lago.

Una vez que los electrones alcanzan el exterior, no está claro a dónde van. Las bacterias electrógenas de otros lugares transfieren los electrones a minerales como el hierro o el manganeso de su entorno. Sin embargo, en los experimentos llevados a cabo por el equipo de investigación, los electrones fluyeron en el electrodo. En el intestino, varias moléculas diferentes, como el hierro, podrían unirse y aceptar electrones, según confirmó Light. Los genes responsables de generar electricidad cumplen diversas funciones: algunos en el intestino, mientras que otros son importantes para fermentar yogur o servir como probióticos.

Las bacterias capaces de generar electricidad son especies como Listeria monocytogenes, responsable de la listeriosis, Clostridium perfringens, causante de la gangrena, Enterococcus faecalis, a la que le debemos algunos tipos de gastroenteritis, o los lactobacilos, que forman parte de la biota protectora.

El conocimiento de esta nueva vía de generación de electricidad “podría crear oportunidades para el diseño de tecnologías generadoras de energía basadas en bacterias”, escribieron con entuasiasmo los investigadores. De hecho, ya existen iniciativas para crear células de combustible microbianas, o baterías y biopilas que usan bacterias para generar electricidad usando materia orgánica, como en las plantas de tratamiento de residuos. Debido a que este nuevo proceso es más simple, “existe la posibilidad de que pueda mejorar dicha tecnología, pero es demasiado pronto para decirlo con certeza”, tal y como afirmó Sam Light.

Puedes consultar el estudio completo pinchando aquí.

También Puede Ver

Dietas bajas en carbohidratos como la keto o la paleo acortan tu vida

La dieta keto entraña diversos peligros para la salud, especialmente cuando se prolonga su duración …