Inicio / La Región / ¿De qué acusan al Contralor?

¿De qué acusan al Contralor?

La imputación de cargos al contralor de Neiva, Hildebrán Perdomo, lo ubica como el hombre que ‘orquestó’ la supuesta compra de los concejales para no sólo beneficiarse él sino hacer elegir Personera. Así han transcurrido las audiencias contra los implicados.

Las audiencias de imputación de cargos contra los involucrados en la supuesta ‘compra’ de los concejales de Neiva para ‘amarrar’ la elección de contralor y personera municipal, están dejando al descubierto la magnitud del escándalo.

Como si se tratara de un verdadero festín, para garantizar esa ‘compra’ hubo de por medio no sólo dinero sino toda clase de cargos y una ‘lluvia’ de contratos. Y con un hecho que debería inquietar a la sociedad huilense: el ofrecimiento de puestos y contratos no se limitó a la Contraloría y la Personería sino que abarcó otras entidades representativas del departamento.

Al parecer, fue el mismo contralor municipal, Hildebrán Perdomo, quien orquestó la ‘compra’ de los concejales para beneficiarse no sólo él sino favorecer a Heidy Lorena Sánchez, quien fue elegida como personera de Neiva.

Al menos, eso es lo que cree la Fiscalía, que durante las audiencias de imputación de cargos, las cuales se llevan a cabo desde el lunes pasado en el Palacio de Justicia de Neiva, ha venido revelando las pruebas que tiene en contra de los implicados.

Al formular los cargos contra el contralor municipal por delitos como cohecho por dar u ofrecer e interés indebido en la celebración de contratos, entre otros, el ente acusador lo señala de “fraguar” todo un “entramado de irregularidades” para “manipular y direccionar” la elección no sólo de la personera sino del proceso en el que él mismo se benefició.

‘EL GRAN HERMANO’

De la imputación se deduce que la Fiscalía estuvo escuchando todo el tiempo al Contralor y a los involucrados en este escándalo. El ente investigador documentó conversaciones de Hildebrán Perdomo con el entonces funcionario de la Universidad Surcolombiana, Antonio Medina; el empresario René Cantillo y los concejales que supuestamente se ‘vendieron’.

La mayoría de conversaciones giran en torno a puestos y contratos. Hay grabaciones, de enero a febrero de 2016, entre el Contralor con Medina, Cantillo y los concejales Marco Alirio Carrasquilla, Jesús Garzón, Juan Carlos Ramón y Deiby Martínez.

Una de esas conversaciones es bastante comprometedora, fue el 27 de enero de 2016 y es entre Hildebrán Perdomo y el empresario Cantillo. El Contralor se queja de las insistentes llamadas de Deiby Martínez reclamando dinero, a lo que Cantillo le responde que va a conseguir $10 millones. La Fiscalía cree que por esos días, se estaba desembolsando el dinero en efectivo prometido a los concejales por votar favorablemente la elección del Contralor y de la Personera. En otra conversación, Deiby Martínez es escuchado ‘encargándole’ al Contralor varias hojas de vida.

También hay una grabación entre el Contralor y el concejal Juan Carlos Ramón. Hablan del nombramiento de una contadora y un abogado.

Y HAY MÁS

La Fiscalía también indicó que el contralor Hildebrán Perdomo llevó a cabo reuniones con cada uno de los concejales para garantizar la elección no sólo de él en el cargo sino de la Personera para el período 2016-2020.

En esas reuniones se habrían acordado pagos de $15 millones por concejal. El supuesto entramado de corrupción establecía además que el Contralor gestionaría cargos para amigos de Cantillo no sólo en la Contraloría y la Personería sino en otras entidades como la Ese “Carmen Emilia Ospina”, Comfamiliar del Huila, el Terminal de Transportes, Alcanos de Colombia y la Universidad Surcolombiana.

Las pesquisas de la Fiscalía establecieron, igualmente, que desde la Oficina Jurídica de la Usco, en octubre de 2015, se “fraguó el entramado de irregularidades”. Hildebrán Perdomo era quien lideraba esa Oficina.

La Fiscalía acusa también al Contralor de haberse confabulado con Antonio Medina para destruir documentación importante del proceso de elección de la personera. “El concurso adoleció de transparencia”, fue enfática en asegurar la representante del ente acusador.

A la Fiscalía le resulta increíble que Hildebrán Perdomo, un profesional en Derecho con una gran preparación académica, haya antepuesto su interés personal y sea protagonista del más “bochornoso” escándalo de corrupción en la región.

LOS SEÑALAMIENTOS A MEDINA

El excoordinador de la Oficina de Investigaciones de la Universidad Surcolombiana, Luis Antonio Medina Arias, deberá responder como coautor de los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y obtención de documento público falso, además de destrucción, supresión y ocultamiento de documento público a título de autor.

Según la Fiscalía, el entonces funcionario de la Usco indujo en error a la Vicerrectora de Investigaciones de la Usco para que suscribiera los consolidados de las pruebas para continuar el proceso de selección de Personero de Neiva.

El ente acusador aseguró que, según los elementos probatorios, Medina Arias fue la persona que alteró los puntajes obtenidos por la aspirante Heydi Lorena Sánchez Castillo en el concurso de méritos para la elección de Personero.

Esa alteración de los puntajes llevó a la Vicerrectora a firmar equivocadamente las actas no solo de aspirantes admitidos y no admitidos, sino de los resultados de la aspirante a la Personería de Neiva, que le suministró Medina Arias, responsable del proceso.

“Indicó ella –la vicerrectora– que firmó por darle Institucionalidad al concurso, basada en la buena de fe del responsable del proceso que es Luis Antonio Medina”, dijo la Fiscal del caso.

La vicerrectora también le dijo a la Fiscalía que la revisión pormenorizada de los documentos de los aspirantes estuvo a cargo de Medina.

La Fiscal precisó que Antonio Medina responsable de desarrollar y supervisar el proceso de aplicación de las pruebas a los aspirantes al cargo de Personero municipal, una vez terminada la elección, ocultó documentos del proceso de calificación, “para impedir que se detectara cualquier adulteración o manipulación…”.

EL ‘HOMBRE DEL MALETÍN’

La Fiscalía tiene claro que el empresario René Cantillo Álvarez fue quien ofreció y dio dinero a los concejales para garantizar la elección de la Personera y el Contralor.

“Sobornó a los cabildantes para que incumplieran sus deberes oficiales y actuaran conforme a lo que se esperaba a través de estos ofrecimientos, es decir, que apoyaran de manera indebida o ilegal esta elección de Contralor y Personero”, dijo la Fiscal, al imputarle el delito de coautor de cohecho por dar u ofrecer.

Según las pruebas, el 9 de enero de 2016, Cantillo se comunicó con el entonces concejal y hoy Diputado Oscar Urueña, horas antes de la elección del Contralor, “para coordinar esa elección, afirmando que ya el primer tema había salido bien y que seguían pendientes del segundo…”.

La Fiscal explicó que, el 23 de enero de 2016, Cantillo se comunicó con Urueña, para dialogar acerca de los puestos o nombramientos para los diferentes concejales y los dineros que han pagado hasta ese momento, “estableciéndose que Cantillo le ha ubicado cuatro personas a trabajar al concejal Roberto Escobar, con buenos sueldos, y que también han realizado pagos entre los dos a Escobar y Dolcey Andrade, por 15 millones de pesos”.

Ese mismo día, según la investigación, Cantillo se comunicó con Hildebrán Perdomo, para dialogar acerca del pago de dinero al concejal Luis Eduardo Penagos, y la gestión que realizarían para cumplirle al exconcejal Jorge Eliécer “Yiyo” Cante Cruz.

Indicó la fiscal que, el 27 de enero de 2016, Cantillo se comunicó con el Contralor para dialogar del pago de dinero y nombramientos que debían hacerse a los concejales Deiby Martínez y Cante Cruz.

La delegada de la Fiscalía reveló además que existen tres comunicaciones que sostuvo Cantillo con el concejal Jesús Garzón, relacionadas con el dinero que debían cancelarle y que se prolonga debido a las dificultades, “hasta que finalmente Cantillo le manifiesta que va para su casa a dejarle el dinero”.

Aseguró la fiscal en la imputación que, el 8 y 9 de febrero de 2016, Cantillo se comunicó con el concejal Ovidio Serrato, “dialogando acerca de unas hojas de vida que tiene pendiente de entregarle para ubicarle los puestos de trabajo…”.

También hay un diálogo de Cantillo con la personera Heydi Lorena Sánchez sobre unos puestos en la Personería Municipal, y que le enviaría una hoja de vida para el cargo de chofer, “al cual ella se compromete a contratarlo de una vez”.

También Puede Ver

Vía libre a represas en el Huila, Juez anuló acuerdo que protegía a Pitalito

El Juez Séptimo Administrativo de Neiva ahogó ayer el primer Acuerdo verde que frenaba en …