Inicio / La Región / Huila / La propuesta de los industriales del arroz al Presidente Duque

La propuesta de los industriales del arroz al Presidente Duque

A pocos días de concluir la cosecha arrocera del Meta y Casanare y la segunda recolección del año en los departamentos de Tolima y Huila, el director ejecutivo de Induarroz, Silverio Gómez Carmona, hizo un balance del comportamiento de las cosechas, de la situación que viven los cultivadores, los molineros y de las expectativas que tienen con el nuevo gobierno del Presidente Iván Duque, a quien le hacen una serie de sugerencias que debe tener en cuenta si quiere que la industria arrocera se mantenga.

Según Gómez Carmona, las cifras arrojan que hubo un aumento considerable en el precio al productor, que permitió darle un respiro a los cultivadores que venían soportando precios bajos desde cosechas anteriores.

Destacó que el Huila que es uno de los departamentos de mayor producción no tuvo problemas debido a la infraestructura de riegos que tiene. Recomendó que se debe tener especial énfasis en el control de la tierra porque se pueden presentar especulaciones tanto para la venta como el arrendamiento de predios.

“Las cifras que hay indican que hubo un aumento significativo en el precio al productor, se recogieron alrededor de 900.000 toneladas de arroz. Todos los agricultores pudieron vender su cosecha, la industria les adquirió todo y el esquema financiero de la cosecha es que el pago fue a menos de un mes. Por lo que el balance de cosecha arrocera es satisfactorio en términos de producción como de ingresos, que fueron significativos para el productor”, expresó el director ejecutivo de Induarroz, Silverio Gómez Carmona.

Destacó que a pesar de que este año se sembraron menos hectáreas que el año pasado, las expectativas para el próximo año son buenas. Sin embargo, el sector tendrá que entrar en un proceso de transformación productiva y de ajustes, debido a las condiciones del mercado global al que se tiene que enfrentar.

“Las importaciones son cada vez más importantes, de Estados Unidos están entrando alrededor de 105.000 toneladas de arroz año y anualmente se va ajustando en un 4.5% y en el año 2030 el arancel será de cero en la importación de arroz. En el Área Andina hay libertad para importación de arroz, así está establecido, los arancelas son cero. Colombia firmó unos compromisos hace unos años con el Área Andina y ya fue sancionada por el Tribunal Andino de Justicia por no permitir la importación de arroz de Perú y de Ecuador, por lo que el Gobierno está negociando esa situación, porque es importante para la industria que el país acepte y reconozca los acuerdos firmados”, señaló Gómez Carmona.

Antes de finalizar este año se espera que entren al país unas 45.000 toneladas de arroz blanco del Perú, cifra que será aproximadamente el 2.5% de la producción de arroz nacional, por lo que según Induarroz no causarán ningún impacto.

“Para el año entrante deben entrar 60.000 y para 2020 son 90.000 y al 2021 serán 110.000 y en el año 2022 queda liberado el mercado de importación con Perú. En el caso de Ecuador hay también un acuerdo y el Gobierno debe estar muy atento y hacerle seguimiento a temas como la triangulación de arroz y todo lo que tenga que ver con el tema fitosanitario”, resaltó Gómez Carmona.

Con respecto a la protección de la producción, el director ejecutivo de Induarroz hizo énfasis en que el Gobierno debe hacer control acerca de las tierras, porque se está presentando especulación con los precios.

“Se están presentando especulaciones en el precio que se pueden considerar escandalosos en términos de arriendo que afectan al cultivador. Ese es un tema que hay que plantearle al Gobierno para que haga un sistema de información agropecuaria y se controlen estas especulaciones”, señaló.

LA PROPUESTA PARA EL GOBIERNO

“La industria nacional del arroz ha respaldado la propuesta de Gobierno hecha por el presidente Iván Duque de lograr una transformación del campo colombiano a través de una articulación entre la agroindustria con el sector primario, el aprovechamiento de los mercados internacionales y la incorporación de nuevas tecnologías en procura de elevar los niveles de competitividad y confía que esos elementos queden consignados en programas y acciones concretos del plan nacional de desarrollo y la política sectorial.

“Esta visión resulta especialmente válida para el sector arrocero nacional en el entendido de que solo con una verdadera integración de los eslabones de la cadena productiva se pueden alcanzar los objetivos de conciliar una política de protección a la producción nacional que garantice el bienestar general, siendo este el fin último de las políticas públicas. En el caso específico del arroz se expresa en contribuir a la política de estabilización de precios al consumidor, en particular para los sectores más vulnerables de la población en los que el arroz es uno de los principales rubros de la canasta familiar”, señaló el director ejecutivo de Induarroz, Silverio Gómez Carmona.

Resaltó que estos temas son esenciales para la supervivencia del sector y que están dispuestos a trabajar y acompañar el gobierno en su propósito de sacar adelante el campo colombiano.

“Bajo el anterior esquema, la industria molinera del arroz, está en total disposición de contribuir a los objetivos de mediano y largo plazo planteados por el Gobierno y acabar con el inconveniente modelo de coyuntura que pretende distorsionar la operación de la cadena, generar expectativas poco realistas para los productores, usar en forma ineficiente los recursos públicos y entregar subsidios en forma inequitativa en favor de grupos con mayor poder de presión.

“En ese orden de ideas y con el propósito de contribuir al diseño de la política planteada por el Gobierno, la Cámara de Industriales del Arroz, Induarroz-Andi, quiere exponerle al Presidente Duque once puntos para ser estudiados en el Consejo Nacional de Arroz, escenario de política sectorial en el que tienen asiento las instancias oficiales de política económica y los distintos miembros de la cadena productiva”.

Los 11 puntos que le propone Induarroz al Presidente Duque

Sistema de información único confiable y oportuno para el arroz, que debe hacer parte del Sistema Nacional de Información Agropecuaria, para facilitar la anticipación de acciones, decisiones y políticas y al cual deben acogerse los distintos eslabones de la cadena productiva. Esto resulta relevante en aspecto como los costos de producción que deben tener desagregación por sistemas de producción, zonas y tamaño de la unidad productiva. Esto facilitaría los ajustes que se requieran en una coyuntura específica.
Plan de ordenamiento productivo del cultivo de arroz más allá de la coyuntura que permita la toma consciente de decisiones por parte de los agentes productivos, en las distintas etapas del proceso. Esto es válido especialmente para el componente primario.
Plan de desarrollo productivo, innovación y modernización tecnológica que tenga como objetivo la elevación de los niveles de productividad en el arroz, (producción/ha) que hoy están muy por debajo de los indicadores de otros países, como Perú y Uruguay, cuando en 1980 se estaba por encima.
Programa de adecuación de tierras con reservorios de agua. Estos reservorios con inversiones inferiores a un distrito de riego tradicional permiten potenciar el uso del agua, al facilitar su rebombeo y reciclaje, mejorar los niveles de productividad en campo y romper la estacionalidad de la cosecha en la región oriental evitando la presión sobre la tierra en otras regiones del país, durante algunas épocas del año.
Mejoramiento de las condiciones financieras para la producción, almacenamiento y trilla de arroz, incluyendo un componente para modernización y renovación de equipos y maquinaria.
Cumplimiento de los compromisos asumidos por el país en materia de acuerdos internacionales, fijando reglas que garanticen la protección a la producción nacional de arroz y eviten el desorden en la comercialización del producto importado.
Acciones concretas de los componentes de la cadena productiva para alcanzar en el mediano plazo la meta de exportar arroz y enfrentar la competencia creciente de un mercado global.
Apoyo financiero a la investigación en arroz a través de organismos especializados como el CIAT y FLAR que incluya la divulgación de mejores prácticas empresariales en el cultivo y la democratización del uso del material genético disponible en el FLAR para estimular la calidad agronómica y culinaria de las variedades.
Plan para estimular la utilización de semillas certificadas por parte de los agricultores como componente fundamental en el mejoramiento de la productividad.
Institucionalización del Consejo Nacional de Arroz como instrumento asesor del Gobierno en la política sectorial con una agenda de trabajo clara para solucionar las brechas estructurales del sector.
Campaña para estimular el consumo nacional de arroz que no solo permita un mejor manejo de la oferta e inventarios, sino que dada la relevancia en la canasta familiar básica sería determinante en la disminución de la pobreza en el país. Este programa debe ser apoyado por el Gobierno, productores, comercializadores e industria.

También Puede Ver

Atlético Huila se queda sin técnico a pocos días de la Copa Libertadores Femenina

A través de un comunicado de prensa, Atlético Huila anunció que desde el martes 16 …