Inicio / Lo que está pasando / A Neiva llegó ‘Picap’, la App de los mototaxistas

A Neiva llegó ‘Picap’, la App de los mototaxistas

¿Tienes Afán? ¿No consigues taxi ni conductor privado? Haz clic en Solicitar Picap y una de nuestras Picap motos te llevará en minutos. Es fácil, súper rápido y seguro. Con esa promesa llegó a Neiva la aplicación ‘Picap’, que desde el año anterior funciona en el país, convirtiéndose en un nuevo dolor de cabeza para el gremio del transporte público formal en la capital opita.

La aplicación está disponible para descargar gratuitamente. Tiene una calificación de 4.5 entre los usuarios, más de 500 mil descargas y alrededor de 40 mil motociclistas activos en el país. La empresa hace presencia en 13 ciudades y al día realiza más de 10 mil viajes en promedio por región, posicionándose en el ámbito del transporte informal.

Para acceder a la plataforma y solicitar el primer servicio es necesario suministrar el nombre completo, género, número telefónico y correo electrónico y ¡Listo! Al igual que Uber el usuario elige el punto de partida y el destino, solicita la ‘Picap Moto’ y si lo desea, el costo estimado del recorrido (solo pagos en efectivo). Inmediatamente el conductor más cercano a la zona, se dirige al punto de ubicación del usuario, quien puede conocer la distancia a la que se encuentra el motociclista.

En la plataforma, el conductor aparece identificado con su nombre completo y fotografía. Además muestra cuál es la marca, color, placa y cilindraje de la motocicleta asignada.

El pasajero, tiene también la posibilidad de chatear o llamar al conductor, así como de cancelar el servicio sin ningún costo adicional.

La puesta en marcha de esta aplicación tecnológica, que les permite a los neivanos pedir un servicio de moto, ha generado opiniones encontradas entre los ciudadanos. Algunos manifiestan que no accederían al mismo, porque no se sentirían seguros y otros avalan el funcionamiento de ‘Picap’, pues se ha convertido en la mejor herramienta para desplazarse fácil, rápido y a bajo costo. “Llevo quince días usando la aplicación y la amo, es la mejor”, indicó Mónica Bernal, usuaria.

Por otro lado, la aplicación también hace la invitación a cualquier persona a que se vincule como conductor, fomentando aún más este transporte informal.

Los motociclistas establecen el contacto desde la plataforma, llenan el formulario y deben tener documentos como la licencia de conducción, el Seguro Obligatorio para Accidentes de Tránsito (Soat), la revisión técnico-mecánica y tarjeta de propiedad. En un tiempo estimado de 48 horas aprueban o niegan la solicitud.

Si el conductor es aceptado, se une a un grupo de Whatssap donde comparten zonas con alto nivel de solicitudes, experiencias con usuarios, ubicación de retenes y comunicados en general.

Un problema de dos ruedas

El servicio es calificado como una competencia desleal e ilegal y ha generado gran polémica. El Ministerio de Transporte alista un proyecto para reglamentar su uso, pues la califica como una modalidad de transporte peligrosa. El reto será frenar esta práctica que cada vez cobra más fuerza en el país.

“Esa es una pelea que desde el Gobierno Nacional se ha venido dando, nosotros desde el Ministerio de Transporte tenemos una batalla jurídica para que el Ministerio de las Tics, haga el cierre de estas plataformas que permiten el servicio público ilegal. Sin embargo esas acciones judiciales aún no han terminado y como no han culminado, pues desafortunadamente no se puede impedir”, manifestó en diálogo con LA NACIÓN, César Julián Salas, delegado del Ministerio de Transporte.

Según Salas, el argumento de los creadores de estas aplicaciones es que ellos no prestan el servicio de transporte, sino que actúan como intermediarios entre el usuario y el motociclista y que por eso no deben cerrar su plataforma.

“Eso es una gran falacia, porque la gente no tiene claro que no está tomando un servicio de transporte y ahí empieza el problema. Es como decir que Coomotor es un intermediario y que solo presta las taquillas para conectar al pasajero con el conductor”, dijo.

“Este modelo de economías colaborativas ha generado unos grandes problemas de carácter regulatorio que tiene unos grandes retos. Todo este debate jurídico hay que llevarlo hasta el Concejo de Estado para que se haga un pronunciamiento y determine la ilegalidad del uso de estas plataformas, cosa que no será fácil”, añadió.

En Neiva hay cerca de 100 mil motocicletas circulando, de las cuales solo 27 mil están matriculadas en la ciudad, lo que representa un mayor crecimiento del transporte ilegal. Además, para los ciudadanos hoy en día es muy fácil acceder a este tipo de vehículo, en algunos almacenes no piden cuota inicial y solo basta con la cédula.

“Puede ser más barato ir en una moto, pero son más los riesgos, porque cuando usted va en un carro de servicio público tiene más garantías como las pólizas de responsabilidad civil contractual, las pólizas de responsabilidad civil extracontractual, el respaldo de una empresa, un vehículo con revisiones técnico-mecánicas más estricticas, con mayores controles, lo que no ocurre con una moto que no está autorizada para prestar este servicio”, expresó Salas.

“Nos tienen en quiebra”

Precisamente, los taxistas consientes de la crisis que están afrontando por el crecimiento de este servicio de transporte informal, sostendrán hoy una reunión con el alcalde, Rodrigo Lara Sánchez para pedirle que no se aumente la tarifa para el 2019 y así no disminuya más el número de personas que usan el taxi como medio para transportarse. Sin embargo, según el Secretario de Movilidad, Jimmy Puentes el incremento es obligatorio, “es algo que hay que hacer todos los años por ley”.

Los taxistas informaron que de no llegar a un acuerdo con la Administración Municipal, realizarán un paro indefinido.

“A nosotros, los mototaxistas nos tiene en quiebra, la gente prefiere usar una moto, porque es más económico y ahora si nos suben la tarifa, pues menos pedirán un taxi. Los controles para las motos no son suficientes, a nosotros nos piden muchas cosas para tener un carro de servicio público, mientras a ellos nada. Esta situación es preocupante para nuestro gremio”, comentó Aimer Octavio Silva, presidente de la Asociación de Taxistas de Neiva, Asotaxis.

Pese a que la Secretaria de Movilidad realiza mayores controles y adelanta operativos para evitar el incremento de esa informalidad en Neiva, no es suficiente.

“Se requiere un fortalecimiento del cuerpo operativo de la ciudad, vigilar las motocicletas es un reto muy grande. También el gremio trasportador tiene la tarea de cautivar al cliente, algunas veces el taxista no cobra la tarifa autorizada, el colectivo en ocasiones no hace la ruta establecida y a eso también hay que prestarle atención porque finalmente la gente usa lo que tenga a la mano, sea o no transporte legalizado”, finalizó el delegado del Ministerio de Transporte.

También Puede Ver

¿Vio el futuro? Quintero presentía su protagonismo en final de Copa Libertadores

El internacional colombiano del Deportivo, Didier Moreno, ha revelado a Efe que su compatriota Juan …