Inicio / Lo que está pasando / Consumes 2.000 microplásticos al año a través de la sal de mesa

Consumes 2.000 microplásticos al año a través de la sal de mesa

Un estudio científico revela un temido dato y confirma el grave problema de los microplásticos: estas diminutas partículas han sido halladas en el 90% de las marcas de sal de mesa analizadas a nivel mundial.

Los microplásticos se encuentran, por desgracia y debido a la mano humana y al abuso de este producto no biodegradable, presentes en todo lo que nos rodea: en el aire, en los océanos y en los alimentos que ingerimos, llegando a nuestros órganos y dañando a numerosas especies tanto animales como vegetales. De hecho, en la actualidad es uno de los mayores problemas medioambientales a solucionar.

Girando la cabeza hacia el mundo de la alimentación, nos topamos con que 9 de cada 10 tipos de sal marina de mesa contienen microplásticos, según revela una investigación realizada por investigadores de Corea del Sur y Greenpeace East Asia publicada por la revista Environmental Science & Technology. De 39 marcas analizadas, 36 contenían microplásticos. “La ingestión humana de microplásticos a través de productos marinos está muy vinculada a las emisiones en cualquier región dada”, apunta Seung-Kyu Kim, profesor de ciencias del mar en la Universidad Nacional surcoreana de Incheon.

La sal analizada provenía de hasta 21 países distintos de Europa, Sudamérica y Norteamérica, África y Asia. Las únicas tres marcas carentes de microplásticos procedieron de Taiwán (sal marina refinada), China (sal de roca refinada) y Francia (sal marina no refinada producida mediante evaporación solar). En torno a la densidad, las mayores cantidades de microplásticos presentes en la sal procedieron de Indonesia, ya que sus 54.720 kilómetros de costa padecen el segundo peor nivel de contaminación por plástico del mundo, después de China.

La sal marina es la que más partículas de plástico contiene, seguida de la sal de lago y de la de roca, respectivamente. Si atendemos al consumo medio, un adulto consume aproximadamente 2.000 microplásticos al año a través de la sal, desde microesferas a fragmentos y fibras.

Alistair Boxall, profesor de geografía de la Universidad de York afirma que según su análisis “las pruebas que sugieren que los microplásticos provocan efectos adversos importantes son limitadas”, necesitándose urgentemente “más calidad y más estudios de supervisión global junto a estudios de efectos medioambientalmente más realistas sobre el tamaño de las partículas y los tipos de materiales presentes en el medio ambiente”.

También Puede Ver

Cuando los Teleñecos hacían anuncios para IBM

¿Sabías que el Monstruo de las Galletas apareció en un anuncio de IBM años antes …