Inicio / Lo que está pasando / Estos son los alimentos que comeremos dentro de 50 años

Estos son los alimentos que comeremos dentro de 50 años

Parece una moda pero lo cierto es que el consumo y la producción sostenibles son algo necesario si queremos que las generaciones futuras disfruten de los recursos que tenemos hoy. Aún así parece difícil pensar que la alimentación actual se vaya a parecer en algo a la de dentro de unas décadas.

Entre otras cosas porque, de seguir explotando los recursos como lo hacemos hoy, habrá muchas especies, vegetales y animales, que habrán desaparecido. Por eso la ciencia y la tecnología llevan tiempo postulándose como la alternativa para mantener una producción ganadera y agrícola suficiente para abastecer a la población mundial. Y de paso, para abrir nuevas formas de comercializar los alimentos.

Los avances científico-técnicos ya permiten personalizar productos, añadiendo o eliminando nutrientes y características físicas a gusto del consumidor. Ya se puede obtener carne sin origen animal y los laboratorios se están convirtiendo en las nuevas granjas

Un panorama que satisface a algunos, ya que los recursos naturales dejan de ser necesarios y por tanto no se agotan, pero que no convence a otros, porque precisamente se sacrifica el origen natural por componentes de origen químico.

Productos hiperpersonalizados

Aunque hoy en día ya podemos adquirir en los supermercados productos específicos pensados para consumidores con determinadas creencias religiosas (como la carne halal para los musulmanes) o con enfermedades específicas (celíacos), esto sólo es el principio del nivel de personalización que alcanzarán los alimentos de aquí a unos años.

Según apuntan algunos ingenieros agrónomos, en el futuro podremos consumir alimentos prácticamente únicos para cada uno de nosotros. Los productores contarán con información genética y macrobiótica suficiente para conocer necesidades muy específicas de sus potenciales consumidores, y fabricarán productos acordes a ellas.

Edición genética

La técnica del CRISPR será clave en la transformación que va a sufrir la industria alimentaria de aquí a unos años. Lo que permite es, literalmente, cortar un fragmento de ADN y sustituirlo por otro fragmento del mismo individuo, o repararlo. Una nueva forma de manipulación genética que algunos ya consideran el descubrimiento científico del año.

Esta técnica abre un nuevo mundo de posibilidades para curar enfermedades genéticas o mejorar las cosechas. La personalización de la que hablábamos antes será posible en gran medida gracias a ella, y permitirá aparcar a un lado los tan denostados transgéncios, ya que no requiere de aditivos químicos.

Carne no animal

Esta es probablemente una de las variaciones alimenticias que más polémica suscitan. Quienes la defienden la denominan “carne limpia” porque no hace falta matar ni hacer sufrir a ningún animal para obtenerla. Los que la critican se preguntan que a qué precio.

Para obtener esta carne no animal las especies son sustituidas por biorreactores que producen la carne sintética a partir de células y tejidos que son alimentados con distintos nutrientes. Algunos investigadores afirman que en unos años esta técnica servirá para producir otros alimentos, como leche, queso o vino.

También Puede Ver

Murió a los 65 años Paul Allen, cofundador de Microsoft

Paul Allen, quien hace 43 años fundó junto a Bill Gates la empresa que revolucionaría …