Inicio / Lo que está pasando / Pitalito-Huila, tierra de atletas

Pitalito-Huila, tierra de atletas

A diferencia del atletismo convencional donde se corre y el cuerpo se sostiene en el aire por centésimas de segundo, esta tiene como premisa el contacto de uno de los pies en tierra, el gesto técnico y la armonía del cuerpo al caminar.

Hija adoptiva del valle de laboyos, la marcha trasciende en esta tierra cafetera del departamento del Huila, convirtiéndose en orgullo debido a los triunfos de Esteban Soto y Eider Arévalo, quienes han cosechado lo que ese suelo les brindó a manos de su preceptor e instructor en el deporte, Edward Chilito.

El legado de Chilito se lleva a cabo gracias a Francisco “Pacho” Soto, quien 30 años atrás trae y consolida la marcha en Pitalito en las escuelas, tomando a este ejercicio no solo como un deporte, sino como proyecto de vida para aquellos que hicieron de este una tradición.

“Cambiar la mentalidad de los muchachos, esta es una forma de proyectar el deporte y más en la marcha atlética, es decir, implementarla en Pitalito como opción de vida, algo digno de admirar, porque no solo acá se han hecho los campeones del mundo, sino que se ha creado una tradición que se mantiene viva”.

Chilito afirma, que además de crecer comiendo guayaba, fruta que se cosecha de gran manera en la región, los niños en el valle de laboyos nacen con talentos por explotar y es allí cuando los entrenadores necesitan ojo de águila para captar y proyectar esas capacidades.

Además, Maricela Quilindo, quien coordina el área deportiva del Instituto de Recreación y Deportes de Pitalito, manifiesta que la marcha es la alegría que se le brinda a otras regiones, además del orgullo por ser tierra que no solo cultiva café, sino que también cultiva campeones para Colombia y el mundo.

Comenzamos los laboyanos a ver que los estudiantes y jóvenes empiezan a dar resultados, se comienza a hablar de ellos y se vuelven modelos a seguir para los chicos de hoy, de esta manera se inicia a darle relevancia e importancia a la marcha, sentir orgullo por nuestros deportistas y así fomentar el deporte como insignia propia”

Un legado que nace de la familia Soto pasa a manos de promotores como Edward Chilito y llega a la meta gracias a los campeones Esteban y Eider, llevando la bandera colombiana a lo más alto de la disciplina donde la técnica de un caminado refinado marca un ímpetu para nuestro país.

Estos son algunos puntos del reglamento.

1) En la marcha se intenta caminar lo más rápido posible sin llegar a correr, existen referencias marcadas dentro de la disciplina en cuanto a las distancias en metros y Kilómetros, en metros se desarrollan en pista (400 m) o pista cubierta (200 m).

2) En cuanto a las distancias por kilómetros, hace referencia a las pruebas de ruta, en calle o carretera. Se desarrollan fuera de un estadio o instalación deportiva.

3) En salida de carreras con distancias superiores a los 400 metros, en caso de haber más participantes de lo habitual se darán avisos cuando falten 5, 3 y 1 minutos para el comienzo de la carrera.

4) Los jueces se someten al reglamento donde se debe avisar a los atletas de una posible infracción con palas amarillas y una roja, las de amarillo son para doblar o aviso por perdida visible de contacto, la roja se aplica para proceder a una inmediata descalificación.

5) La marcha cuenta con una zona llamada ‘Pit Lane’, donde el marchista luego de recibir tres paletas rojas deberá entrar en esta zona reservada de penalización durante el tiempo que exige el reglamento.

Fuente: Asociación Internacional de Federaciones de Atlétismo (IAAF)

Este domingo 9 de septiembre, Radio Nacional de Colombia transmitirá desde Pitalito (Huila) para todo el país el especial de Mi Tierra Deportiva, teniendo a la marcha atlética como protagonista. Un sentido homenaje a los nacidos en el valle de laboyos y sus tradiciones.

También Puede Ver

España y Colombia logran principio de acuerdo para extraer galeón San José, según ABC

El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, informó este miércoles que el Gobierno de su …