Inicio / Lo que está pasando / Unicef pide los países el regreso a clases presenciales de niños y niñas

Unicef pide los países el regreso a clases presenciales de niños y niñas

A medida que nos adentramos en el segundo año de la pandemia de la Covid-19 y los casos siguen aumentando en todo el mundo, no se deben escatimar esfuerzos para mantener las escuelas abiertas o para darles prioridad en los planes de reapertura: Henrietta Fore, directora Ejecutiva de Unicef.

Casi un año después de la llegada del coronavirus al mundo, Unicef ha reiterado que una de las poblaciones más afectadas son los estudiantes, por lo que hizo un nuevo llamado pidiéndole a los gobiernos que en sus planes de reapertura en este 2021 los colegios estén en el primer lugar de prioridades.

Henrrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef, advirtió que si los estudiantes no regresan pronto a las aulas los efectos para las generaciones futuras serán devastadores. Además, recalcó que aunque se tienen niveles de riesgo, la pandemia no se ha dado precisamente en las aulas escolares.

“Aunque existen pruebas contundentes acerca de los efectos del cierre de las escuelas sobre los niños y cada vez hay más evidencia de que las escuelas no son la causa de la pandemia, en muchos países se ha optado por mantener las escuelas cerradas y algunas no abren desde hace casi un año”, indicó Fore.

Para Unicef, la pandemia del coronavirus ha traído consigo una gran deserción escolar y ha afectado al 90% de la población escolar en el mundo. Advirtió que se prevé que el número de niños y niñas que no van a la escuela aumente en 24 millones, una cifra histórica que no se había dado en años.

Unicef aseguró que es importante que las sociedades entiendan que los niños necesitan de la interacción diaria con sus compañeros para que sus actividades motoras no se vean afectadas. Y que la falta de asistencia a las aulas ya está dejando secuelas en los niños.

“La capacidad de los niños de leer, escribir y realizar operaciones matemáticas básicas se ha deteriorado. Debido a la ausencia de las comidas escolares, los niños están hambrientos y su nutrición está empeorando. A causa de la falta de interacciones diarias con sus compañeros y la reducción de la movilidad, están perdiendo su forma física y mostrando síntomas de trastornos mentales. Asimismo, al no disponer de la red de seguridad que suele brindarles la escuela, están más expuestos al abuso, el matrimonio infantil y el trabajo infantil”, aseguró Fore.

En este nuevo llamado, Unicef pide a los gobernantes que el cierre de los colegios se convierta en la última y no en la primera opción, recordó que los efectos para los más vulnerables serán doblemente devastadores.

También Puede Ver

Procuraduría archivó investigación contra Candidato a Rectoría de la Usco

La Procuraduría Regional del Huila decidió archivar definitivamente la queja disciplinaria en contra de la …