Inicio / Opinión / Crónica de un des – gobierno anunciado

Crónica de un des – gobierno anunciado

Samuel Jiménez, politólogo

Mientras el país atraviesa una gran consternación debido a los últimos acontecimientos del Paro Nacional, que a la fecha se ha extendido por 26 días, la crisis social parece no dar tregua, y la pandemia, no ha sido impedimento para ver el despliegue de movilizaciones, protestas y bloqueos a los largo y ancho del país.
¿Pero, que llevó a que este caos explotara en este gobierno? Existen razones históricas, sociológicas, económicas, pero también políticas que desencadenaron en esta crisis social, que se pueden explicar en los siguientes puntos.

  1. Duque llega al poder gracias al Uribismo, bajo la plataforma política del Centro Democrático, aliados al partido Conservador en medio de una campaña enmarcada por lo que ellos llaman el castro-chavismo, antagonismo del Acuerdo de Paz y la radicalización del discurso del miedo y a Gustavo Petro.
    Tres años de experiencia en el Senado de la República, su carisma, y su capacidad de oratoria extraordinaria, fueron suficientes para obtener el beneplácito del jefe del CD y así convertirse en jefe de Estado.
  2. La nueva conformación del Congreso, ya auguraba tropiezos para llevar a cabo su programa de gobierno ya que si bien el partido y sus aliados obtuvieron bancas significativas, el Partido Liberal y Cambio Radical se proclamaron como independientes lo cual le quitaba el peso necesario para acumular las mayorías necesarias para aprobar sus proyectos de ley.
  3. Sufre el primer revés jurídico político específicamente con la Ley Estatutaria de la JEP, ya que, al no querer sancionarla, la Corte Constitucional dirimió el conflicto sobre las objeciones presentadas, y prácticamente fue obligado a sancionar dicho proyecto. Esto, teniendo en cuenta el contexto de violencia en los territorios y el incremento en la cifra de asesinatos a líderes sociales y defensores de Derechos Humanos.
  4. La “Ley de Crecimiento Económico” (Eufemismo comúnmente utilizado para disfrazar la realidad) se convirtió en una alerta temprana que comenzaba a caldear el descontento social. El Ministro de Hacienda tuvo que renegociar entre discusiones acaloradas con los congresistas los nuevos puntos de la reforma para ser aprobada. Dicha reforma pretendió principalmente bajar los impuestos a las empresas, devolver del IVA a los más vulnerables y tributación temporal al patrimonio de más de 5.000 millones de pesos, en aras de “mejorar la competitividad” y “generar empleo”.
  5. La crisis de los dos exministros de defensa, el primero, Guillermo Botero, por el polémico bombardeo en San Vicente del Caguán a las disidencias de las Farc donde murieron 7 niños y la moción de censura a Carlos Holmes Trujillo que debió rendir explicaciones sobre los excesos de la fuerza pública en el marco de las protestas de noviembre de 2019 y comienzos del 2020.
  6. Estas movilizaciones junto con los enfrentamientos entre la fuerza pública y los manifestantes dejaron como resultado, muertes, un centenar de heridos y flojos acuerdos entre los líderes de las movilizaciones y el gobierno.
  7. El flagelo de la corrupción en la administración pública, la deslegitimación de las instituciones políticas, la histórica deuda del gobierno con los jóvenes para generar empleo digno, la falta de voluntad de cumplir las demandas de los ciudadanos, la desconexión del poder político con el electorado, sumado a las cuarentenas y los confinamientos por la pandemia, brindaron las condiciones de posibilidad de un estallido social sin precedentes, que inicio el 28 de abril de 2021, y que hasta la fecha no ha encontrado una solución concreta, gracias al des-gobierno de Duque.

También Puede Ver

La virtualización de las elecciones en el siglo XXI

Por Samuel Jiménez Rodríguez, politólogo Universidad de Buenos Aires La revolución digital del siglo XXI …