Inicio / Opinión / La eliminatoria electoral 2022

La eliminatoria electoral 2022

Samuel Jiménez Rodríguez, Politólogo Universidad de Buenos Aires

El ritmo de las elecciones para el 2022 se viene agitando y con el pasar de los días los jugadores de las distintas vertientes políticas comienzan a prepararse para ajustar sus equipos, alineaciones, estrategias y sus respectivos técnicos para enfrentarse al partido final que oficialmente iniciara en noviembre y terminara en mayo de 2022.

Y es que sorprende ver como cada semana se suman nuevos jugadores y nuevos equipos en la arena política, unos ubicándose en la izquierda, otros en el centro y otros más a la derecha, unos quiere repetir triunfos, otros quieren asumir nuevos riesgos y otros buscan obtener una victoria con equipos modestos; varios juegan de locales otros de visitantes y sus respectivos técnicos comienzan a orbitar alrededor de la cancha para dar instrucciones y para aplicar la mejor estrategia en un contexto de polarización y con la hinchada sedienta de cambios estructurales para el país.

Esta gran final que se dividirá en 3 etapas, la primera en las legislativas de marzo, luego las presidenciales de mayo y si hay alargue, la final en junio, donde saldrá el ganador de este torneo electoral. Aunque falta que más jugadores ingresen a la cancha, este torneo tendrá ganadores pero también habrá demasiados perdedores, y es por eso que desde ya los ánimos se comienzan a caldear y los nervios hacen de las suyas en especial en aquellos equipos que no quieren verse derrotados, y donde lo equipos más fuerte alistan todo su poderío para ponerlo en marcha en las próximas semanas.

Las estadísticas muestran que los equipos ubicados en la derecha de la arena política han liderado todas las victorias durante los últimos años, mientras que los equipos ubicados a la izquierda han venido consolidando su fuerza a tal punto que la próxima final, estarán jugando un papel extraordinario y será una final de infarto.

Las tarjetas amarillas, tarjetas rojas y los fuera de lugar estarán presente durante todo el proceso electoral pero la hinchada y el var (registraduría) serán los ejes de control fundamental para determinar los ganadores y perdedores de esta competencia. Sin embargo, lo más importante en estos momentos es comenzar a analizar todos y cada uno de los jugadores con sus equipos, además de las alianzas que se gesten al interior y fuera del campo político ya que en definitiva pueden pasar dos cosas: o no nos pueden anotar un autogol o el var puede jugar a favor de los más poderosos, todo dependerá de las “jugaditas” que se produzcan en el desarrollo de las competencia.

También Puede Ver

La virtualización de las elecciones en el siglo XXI

Por Samuel Jiménez Rodríguez, politólogo Universidad de Buenos Aires La revolución digital del siglo XXI …