Inicio / Opinión / Las campañas negras

Las campañas negras


Por Rodrigo Villalba Mosquera

Con el cierre de inscripciones -próximo sábado- inicia oficialmente la campaña regional por las gobernaciones, alcaldías y los escaños en asambleas, concejos y juntas administradoras locales. Es el tiempo de conocer las hojas de vida de los candidatos, de analizar su preparación y experiencia, de estudiar sus propuestas de gobierno, de ver con lupa cómo ha sido su comportamiento social, pues nada se nos puede escapar, recordemos que el elegido será, para bien o para mal, quien dirigirá los destinos de nuestro departamento o municipio por los próximos cuatro años.

Y con la recta final de la campaña también llega la denominada “campaña negra”, una tendencia que tomó fuerza con la llegada del internet y las redes sociales. Las campañas negras o negativas son armas electorales que tienen por objetivo atacar al contradictor difundiendo información casi siempre falsa, temeraria o calumniosa. Una práctica común en este tipo de estrategia negativa son las encuestas sesgadas, manipuladas o falsas. Es aquí donde la autoridad electoral debe actuar con todo rigor y no desgastándose mandando a recoger un pendón o pasacalle mal puesto.

Hay muchas campañas que se dedican a esta práctica que es nociva para el proceso electoral porque deja de lado lo importante, las ideas y las propuestas, la base fundamental de la democracia.

Otra cosa distinta, que no se considera campaña negativa, es la confrontación de las hojas de vida y el análisis de la trayectoria y propuestas de cada uno de los candidatos, algo que es propio del debate electoral.

Es legal y legítimo que una campaña visibilice las debilidades, falencias y los “los pecados” del candidato a confrontar. Si hay un candidato con ‘rabo de paja’, pues que no se arrime a la candela.

Para citar un solo ejemplo, recordemos lo que le pasó hace cuatro años cuando el actual gobernador, con una campaña publicitaria bien montada, visibilizo las posiciones de su contradictor sobre la construcción de hidroeléctricas en el departamento del Huila. Los videos fueron reales y esto pesó mucho en el resultado electoral.

Pero la invitación en esta contienda que ya entró en la recta final es a que nos centremos en el debate de los perfiles y sus propuestas, para lo cual los sectores sociales y comunitarios, como los medios de comunicación, deben propiciar la confrontación alrededor de los debates públicos. Es la mejor forma de conocer quién es quién, mirar con lupa las hojas de vida y en detalle las actuaciones de los candidatos, esta es la mejor estrategia para que el elector tenga a su alcance elementos que le permitan resolver esta gran responsabilidad como lo es elegir alcaldes y gobernadores, personas probas, idóneas, dirigentes con liderazgo de verdad.

También Puede Ver

Minhacienda Vs. Banrebúplica

Rodrigo Villalba No es usual un enfrentamiento entre autoridades encargadas de los temas económicos (Ministro …