Inicio / Opinión / Rapiña sin control

Rapiña sin control

Juan Carlos Ramón Rueda

En Neiva, a través de convocatoria pública se pretende mediante decreto convertir más de un centenar de hectáreas de suelo rural a urbano de manera abiertamente ilegal, sin disponibilidad inmediata de servicios públicos y rompiendo la normatividad vigente; de un solo plumazo y sin sonrojarse.

La plusvalía derivada que en otros territorios es un instrumento de gestión del cual resultan enormes ganancias para los municipios procedentes de la ampliación del perímetro urbano, aquí se la quieren ganar sin aspaviento y nadie dice nada. Entre tanto, el Concejo encargado de ejercer el control político, aprueba y valida un crédito por 60 mil millones para financiar una larga lista de compromisos de campaña que hará ricos a unos pocos y aportaran poco a la real solución de los graves problemas que tenemos.

Ahora mismo, el concejo también pretende girar otro cheque en blanco como prima de navidad al alcalde: entregarle facultades plenas para organizar internamente una nueva sociedad que se encargue del negociado del alumbrado público y del desarrollo tecnológico local; sin detallar plenamente la conformación de la junta directiva, la composición de la misma, las condiciones objetivas para seleccionar el socio estratégico al que no se le pedirá invertir ni un solo peso, sino simplemente demostrar la “experiencia y la capacidad financiera” necesaria para quedarse con la mitad de las utilidades de dicha empresa por un tiempo futuro indeterminado, por cuanto las facultades que pide el alcalde son amplias y “necesarias”.

El alcalde Gorky Muñoz avanza presuroso sin que nadie le haga verdadero control. En su primer año de gobierno lamentablemente ha dado muestra del calibre de lo nefasto que será su legado. Le ha metido la mano directa o indirectamente a la comida de los abuelos, de los niños a través del PAE, de los alimentos en plena pandemia con supuestos sobre costos que ya le merecen graves investigaciones a cargo de la Procuraduría.

Contrató de asesora a la esposa del director regional de la Fiscalía y todos los días en Neiva se conocen nuevos hechos relacionados con actos de corrupción sin que haya un efectivo control político por parte del Concejo municipal. Una parte de la prensa que puede hacer el ejercicio de control que no hace el concejo, está comprada y actúan como socios del saqueo. Otra parte parece asustada, mientras desde la bodeguita se promueven y coordinan ataques por redes sociales a los pocos que levantamos la mano para decir algo.

La comunidad queda relegada, víctima del atraco; la dirigencia gremial permanece al margen mientras las “ias” observan de manera soslayada y sospechosa. Casi nadie protesta ante la andanada de acciones corruptas que se realizan desde el palacio de gobierno municipal con la aceptación tácita de una sociedad adormecida y asustada por la pandemia.

“Cada pueblo tiene el gobierno que se merece”, dice una frase célebre. Su significado nos hace responsables cada vez que criticamos una acción del mismo gobierno que ayudamos a elegir. Sin embargo, ante la evidente rapiña, en mi caso siento el deber de expresar por lo menos, mi opinión.

También Puede Ver

Juntas de Acción Comunal de la Comuna 9 rechazamos proyecto de Alumbrado Público

Por: Eduar Cabrera GómezAdministrador PúblicoPresidente Asojuntas Comuna 9 de Neiva Aunque el alcalde de Neiva …