Inicio / Se dice que / Las pruebas de la Fiscalía que enredan al general (r) Mario Montoya por falsos positivos

Las pruebas de la Fiscalía que enredan al general (r) Mario Montoya por falsos positivos

Según la Fiscalía, el general del Ejército en el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, tiene responsabilidad en el asesinado de tres personas de Soacha (Cundinamarca), así como de los homicidios cometidos por al menos siete divisiones de la unidad castrense.

La Fiscala tiene en su poder una investigación que enreda el general (r) del Ejército, Mario Montoya, en las mencionadas ejecuciones extrajudiciales o falsos positivos cometidos en su condición comandante de la unidad castrense. Se trata de un expediente que será remitido apenas arranque la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y en la que detalla que el oficial es responsable de “implementar una política de presión por resultados”. Por el momento, son diez los casos en lo que el uniformado deberá responder.

Según la Fiscalía, los hechos que dan origen a la investigación corresponden a los asesinatos de Daniel Pesca Olaya, Eduardo Garzón Páez y Fair Leonardo Porras, víctimas de ejecuciones extrajudiciales, durante las acciones del Ejército Nacional desarrolladas en los municipios de Ocaña y Abrego (Norte de Santander) y Cimitarra (Santander). Las pruebas dicen que el coronel (r) Sergio Herrera, quien para la época de los hechos se desempeñaba en la Brigada Móvil N°15, señaló al general Montoya de “medir a las unidades militares bajo su mando por resultados militares entendidos estos como muertes producidas en combate”.

Sin embargo, las pruebas del organismo investigativo, y conocidas por Blu Radio, detallan que este no es el único caso que enreda al general del Ejército en el gobierno de Álvaro Uribe. La Fiscalía dice que Montoya tiene responsabilidad de los homicidios cometidos por al menos siete divisiones del Ejército Nacional durante su periodo de comandancia, y que en esa política de presión los comandantes de las unidades recibían beneficios “por la cantidad de bajas en combate”, así como “sanciones, reprimendas o escarnio a quienes no estuvieran a la altura de sus expectativas operacionales”.

En su defensa, a través de un interrogatorio, el general (r) manifestó que en su comandancia se preocupó “extraordinariamente” por el respeto a los derechos humanos, que no tenía posibilidades de ejercer control sobre las tropas y que esa responsabilidad recaía en los comandantes de la división, brigada y batallón. Tesis que no comparte el organismo investigador, que asegura, entre otras cosas, que Montoya tenía conocimiento de lo que estaba pasando. “Estaba en capacidad de evitar los resultados, lo cual puede inferirse a partir del número de muertes cuestionadas durante el periodo de su comandancia y posterior a ella”, señala el expediente.

Asimismo, la Fiscalía dice que el comandante (r) Henry William Torres Escalante también fue vinculado a las investigaciones, y los generales Óscar González Peña, Paulino Coronado, Ernesto Rodríguez Clavijo, Leonardo Gallego y Luis Roberto Pico. Y Juan Pablo Rodríguez, comandante de las Fuerzas Militares, también está en la lista.

 

También Puede Ver

EDUCOPAZ CON BUENA ACEPTACIÓN EN BRASIL Y MÉXICO

Por su pertinencia o coyuntura en el contexto internacional el Tanque de Pensamiento Educación, Comunicación …