Inicio / La Región / ¿Por qué cambió la forma de clasificar las empresas?

¿Por qué cambió la forma de clasificar las empresas?

El Gobierno Nacional expidió el Decreto 957 de 2019, mediante el cual se establece una nueva clasificación para las empresas, ya no se hará dependiendo de su volumen de activos o número de sus empleados, sino por el criterio único de ingresos. El decreto entrará en vigencia en el mes de diciembre de este año.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, afirmó que la nueva disposición es más cercana a la realidad del tejido empresarial ya que reconoce las diferencias sectoriales y por ello,  define rangos de clasificación para tres macrosectores económicos: manufacturas, servicios y comercio.

Según el Ministerio, decidió adoptar los ingresos como único criterio ya que aporta mejor información sobre el tamaño real de las empresas y permite tener presentes las particularidades de cada sector de la economía, como por ejemplo el comportamiento de firmas de servicios o tecnología.

“La nueva clasificación es fundamental para mejorar la información sobre el tejido empresarial colombiano ya que adopta un criterio más claro y eficiente que aporta mejores insumos para la toma de decisiones de política pública y, así mismo, ayuda a focalizar los programas en beneficio de las Mipymes. Lo anterior, permitirá más contundencia en el fortalecimiento de estas empresas como motores de desarrollo económico”, explicó el ministro Restrepo.

De acuerdo con el jefe de la cartera de Comercio, Industria y Turismo, el nuevo Decreto “no generará movimientos significativos para las empresas que hoy se encuentran en un segmento u otro pues la nueva clasificación implica un movimiento neto de empresas del segmento mipyme inferior al 1%”.

Según lo establecido por la normatividad, aquellas firmas que no clasifiquen en alguno de los tres sectores contemplados deberán usar los umbrales determinados para el macrosector de manufactura.  Por otra parte, en el caso de las empresas que tengan más de una actividad económica, el tamaño será definido por aquella que reporte el mayor volumen de ingresos.

¿Cómo debe acreditarse el tamaño de la empresa?

El nuevo decreto definió que las personas jurídicas deberán acreditar el tamaño de la empresa por medio de una certificación de su representante legal, o del contador o revisor fiscal, si están obligadas a tenerlo. Entretanto, en el caso de las personas naturales, mediante certificación expedida por esta. Este documento deberá registrar el valor de los ingresos por actividades ordinarias al 31 de diciembre del año inmediatamente anterior o por aquellos ingresos obtenidos durante el tiempo de su operación.

Por otra parte, la normatividad estableció como obligatorio el registro de los ingresos por actividades ordinarias anuales de las empresas en el proceso de inscripción y actualización en el Registro Único Empresarial y Social (RUES).

“Nos parece bien el cambio”

El presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Neiva, Ariel Rincón Machado, aseguró a LA NACIÓN, que este cambio es un importante acierto del Gobierno Nacional.

“Nosotros creemos que el manejo que le ha dado el Gobierno Nacional a estos cambios es positivo y más ajustado a la realidad, puesto que hay muchas empresas que tienen artos activos pero sus operaciones son mínimas, y hay otras empresas que tienen muy pocos activos y sus operaciones son muy importantes. La  mejor manera de medición y que se adapta a la realidad, no hay duda que es por los ingresos y nos parece muy bien ese cambio de esa medición a nivel empresarial”, aseguró el dirigente gremial.

LOS NUEVOS RANGOS

Sector manufacturero: las microempresas serán las que registren ingresos anuales de $807 millones o menos. Las pequeñas irán desde $807,1 millones a $7.000 millones. Para las medianas, irá desde $7.001 millones hasta $59.512 millones. De ahí en adelante, serán grandes.

Sector servicios: las microempresas serán de $1.130 millones o menos. Las pequeñas irán desde $1.130,1 millones a $4.520 millones y para las medianas, irá desde $4.520,1 millones hasta $16.500 millones. De ahí en adelante, serán grandes.

Sector comercio: las microempresas serán de $1.534 millones o menos. Las pequeñas irán desde $1.534,1 millones a $14.700 millones. Para las medianas, irá desde $14.700,1 millones hasta $74.000 millones. De ahí en adelante, serán grandes.

Fuente: La Nación

https://bit.ly/2X62IK2

También Puede Ver

Nuevos movimientos en el mercado aeronáutico en Colombia

JetSmart inaugura su presencia en Colombia con rutas desde Bogotá y Cali hacia Santiago de …